julio del 2011

Estás viendo los artículos de Frutas y Verduras Ecologicas correspondientes al mes julio del 2011.

Limones ecológicos

El cultivo con aditivos tóxicos, es algo de lo que se libra la forma de cultivar ecológica.

El cultivo del limón, es uno de estos alimentos que como todas las frutas que se cultivan de manera ecológica, se libra de la administración de productos tóxicos, los cuales, se utilizan en el cultivo convencional.

Estos aditivos, se usan para que la fruta sea más grande, para así poder sacarle más zumo y por lo tanto, más rentabilidad y mayor beneficio económico.

Los productos ecológicos, son más caros en cuanto a economía, por una simple razón. Estos cultivos no se masifican para su almacenaje y comercialización, por ello, se utiliza y vende en menos cantidad, algo que lo encarece. A menor producción más encarecimiento hacia el consumidor.

El cultivo convencional, utiliza maquinaria y menos mano de obra, otra de los motivos de la diferencia de precio.

Un ejemplo, lo tenemos en los limones, ya que una producción hacia el mercado, puede rondar entre los 25000 kilos , mientras que un huerto, esto sería casi imposible, sin embargo, el consumo de los productos ecológicos, cada vez es mayor, el consumidor se preocupa cada día más de la sana y saludable alimentación en su dieta, por ello, se inclina hacia los productos más naturales, lejos de los plaguicidas y que les aporte realmente todos sus elementos nutricionales, ya que su cosecha no se adelante para su comercialización, estando así el tiempo necesario antes de la recolección.

En esta lucha hacia lo sano y natural, se unen los ecologistas, los cuales, luchan por lo que esta forma de cultivar también ofrece: el respeto al medio ambiente y a la diversidad ecológica.

Escrito por Belen | 29 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Limones | Etiquetas: , ,

El aspecto de un producto

Cuando salimos a comprar, lo primero que hacemos es observar qué producto nos ofrece buena calidad, para ello utilizamos la vista pero… ¿es esto correcto?

El aspecto no es lo único que cuenta en los alimentos, pero nos dejamos llevar por ello. La fruta que mejor aspecto tiene, tamaño, color, más perfecta…

Este pensamiento por parte de los consumidores no es el más adecuado, pues deberíamos conocer más allá del aspecto físico del alimento, ya que desde el instante en que un agricultor planta el producto, o incluso antes, el proceso de un alimento empieza entonces.

Los productos industriales, en este caso, frutas y verduras, se almacenan durante largo tiempo, ya que el objetivo es mantener frutos fuera de temporada, por ejemplo, uva en el mes de diciembre.

Para que las frutas obtengan mejor resistencia a cualquier elemento externo que las pudiera estropear,  se le aplican productos químicos, para mantener el brillo, se le aplican ceras…toda una serie de elementos para que sean más atractivos.

Todos estos procesos que se le atribuyen a estos frutos, en parte, la culpa la tiene el consumidor, el cual, se deja llevar por el aspecto, siempre, por supuesto, el más atractivo.

Si comparamos estos productos con los ecológicos, la diferencia es acusable. Estos cultivos, son tratados con un proceso mucho más natural, pues son siempre de la temporada. Su aspecto, es quizás menos atractivo, pero su contenido es mucho más nutritivo y de una calidad superior.

En la conservación de las frutas y verduras ecológicas, también se emplean protectores para las cosechas, pero no llegan a tener alta toxicidad, por ejemplo, pueden ser entre otros las sales de cobre, azufre… elementos naturales que luchan contra otros elementos naturales a la vez perjudiciales, pero que se complementan sin ningún problema.

Escrito por Belen | 28 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , ,

Higos, energéticos y muy saludables

Con el otoño llegan más de 600 variedades de higos: verdes, moradas o negras, bajo la piel siempre se esconde un fruto tierno y dulce lleno de sabor, energía y beneficios espectaculares.

La temporada de higos coincide con los primeros signos del otoño, una estación que desde el principio se llena con los colores y el olor dulce de esta fruta tan apreciada por todos. Muy mediterráneas, los higos destacan, sobre todo, por el sabor meloso, propiedades y por la gran tradición que se esconde detrás. Ya en la Grecia Clásica eran consideradas una comida exquisita y un remedio natural excelente: en aquel tiempo el higo era conocida como “la fruta de los filósofos”, porque era la preferida de Platón, Galeno siempre recomendaba tomar higos a los atletas para rendir al máximo, y Hipócrates las utilizaba para tratar resfriados y estados febriles. Y mientras que para los romanos los higos eran la mejor manera de poner el punto final a un gran banquete, los bereberes las consideraban un símbolo de fecundidad y resurrección.

Más de dos mil años después, las propiedades de los higos siguen vigentes y se tratan de aprovechar al máximo, ya que, al ser una fruta muy delicada, la temporada es muy corta. Incluso en el frigorífico, sólo se conservan durante dos o tres días, por eso hay que saber elegir muy bien y saber que, al contrario de lo que sucede con el resto de frutas, las grietas y las arrugas de la piel indican el estado óptimo de maduración.

UN PLUS DE ENERGÍA Y SALUD

Los higos frescos contienen grandes cantidades de agua (80%) y son muy ricas en hidratos de carbono (12%) como la fructosa, glucosa y sacarosa, dos características que las convierten en un alimento muy energético ideal para los deportistas, para aquellos que realicen actividades físicas o intelectuales intensas, para niños y adolescentes y, muy especialmente, para las mujeres embarazadas. Como también destacan por el alto contenido en fibra, son muy adecuadas para regular el tránsito intestinal y depurar el organismo.

Las vitaminas y minerales son los puntos fuertes de los higos. La provitamina A predomina de forma muy notable. Con una importante acción antioxidante, esta vitamina se va transformando en vitamina A según las necesidades del cuerpo y actúa directamente sobre la buena salud de la vista y la piel. Sumada a la vitamina C, también es un muy buen remedio para reforzar el sistema inmunológico. La B1 y B2 en complementan el cóctel vitamínico, reforzando los procesos metabólicos y celulares, garantizando la producción de energía y mejorando las capacidades mentales. En cuanto a los minerales, el calcio, el potasio y el magnesio son los más valiosos. El calcio de los higos tiene características muy similares al de la leche, el potasio interviene de manera muy activa en la transmisión y generación del impulso nervioso, y el magnesio está directamente relacionado con el buen funcionamiento intestinal, muscular y nervioso, es esencial para huesos y dientes, y tiene un suave efecto laxante.

La cradina, un fermento digestivo muy importante en la composición de los higos, las convierte en un excelente remedio para una buena digestión. Las infusiones de higos, además, tienen muchas cualidades expectorantes, por lo que son muy recomendables para mejorar los síntomas de los resfriados.

Con todas estas propiedades nutricionales los higos se consideran ideales para contribuir a reducir el agotamiento físico y mental e incrementar el rendimiento. Estimulan también la capacidad de concentración y mejoran el estado de ánimo al regular el sistema nervioso.

Escrito por Belen | 27 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Higos | Etiquetas: , , ,

Kiwi, cóctel de vitaminas y fibra

Los orígenes del kiwi se encuentran en China, donde hace miles de años la dinastía Ming ya lo utilizaba como planta frutal y ornamental. A pesar de su larga historia, no fue hasta el siglo XX que las primeras semillas del kiwi se exportaron a Nueva Zelanda, el país que los empezó a comercializar y que actualmente es uno de los principales productores. De hecho, toma el nombre del animal más típico de esta tierra tan lejana.

Desde entonces, la popularidad del kiwi ha ido creciendo poco a poco hasta el punto de convertirse en una de las frutas imprescindibles en cualquier hogar. Y es que el kiwi es seguramente una de las mejores frutas que se pueden encontrar en los mercados, tanto por el sabor tan curioso, entre ácido y dulce, como por las valiosas propiedades.

Para escogerlos bien, en primer lugar, deben ser firmes, con el tono de la piel uniforme y no muy blandos.Una vez en casa, es preferible mantenerlos en el frigorífico y consumirlos cuando aún conservan la firmeza original.

FUENTE DE VITAMINA C y E
El kiwi contiene el doble de vitamina E que el aguacate, fruta que hasta hace muy poco era considerada la más rica, y más del doble de vitamina C que la naranja. Por tanto, con un solo kiwi al día se cubren las necesidades diarias de ambas. La vitamina E es un importante antioxidante que protegen contra los ácidos grasos, evitando de esta manera que se formen moléculas tóxicas en el organismo, mantiene la salud de los ojos y evita que se destruyan los glóbulos rojos. La vitamina C, por su parte, interviene en la formación del colágeno y de glóbulos rojos, favorece la absorción del hierro y actúa de manera muy significativa en el sistema inmunitario, reforzándolo para hacer frente a las infecciones.

El kiwi también destaca por el alto contenido en vitamina B, especialmente en ácido fólico, que colabora en formar glóbulos blancos y rojos y en producir anticuerpos en el sistema inmunitario.

UN ALIADO PARA LAS DEFENSAS
El potasio y el magnesio son los minerales más destacados del kiwi y forman un tándem perfecto, ya que ambos se relacionan con el buen funcionamiento del sistema nervioso y mantienen sanos músculos y huesos. Esta combinación tan potente de vitaminas y minerales convierten el kiwi en una fruta excelente para niños, embarazadas, deportistas y para quien se encuentra en una situación de convalecencia o con las defensas bajas.

El kiwi es también la fruta perfecta para todas aquellas personas que quieran bajar de peso, ya que tiene pocas calorías e hidratos de carbono, y porque contiene grandes cantidades de agua y fibra, que es seguramente el componente más interesante, con un doble efecto beneficioso: por un lado, mejora el proceso digestivo y el tránsito intestinal y, por otro, tiene un efecto saciante que ayuda a controlar el apetito.La fibra del kiwi, además, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y es un muy buen aliado de los diabéticos, porque influye de manera notable en el control de la glucemia.

Historia y curiosidades
El kiwi es originario de Asia y más concretamente de China, pero el arbusto que crece esta sabrosa fruta llegó a Australia y Nueva Zelanda en 1906, donde a finales de los años 60 se popularizó y expandir la producción cuando se divulgaron las saludables propiedades nutricionales. También se plantó en California, Chile, Israel y el sur de Europa. Por eso ahora se pueden encontrar kiwis durante todo el año, aunque Nueva Zelanda se ha convertido en el mayor exportador y productor hasta el punto que en el norte de la isla de Nueva Zelanda, en la bahía de Plenty, se ha construido un monumento al kiwi.

Escrito por Belen | 26 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , ,

El consumo de productos ecológicos

Hay ocasiones en las que deberíamos pensar en olvidar nuestras prisas para alimentarnos y tener en cuenta que la alimentación es algo más que una simple rutina. Hay que dejar a un lado las prisas y el estrés del día a día y dedicarle la atención necesaria a la alimentación. Lo fácil y rápido, nos hacen caer en los malos hábitos que con el tiempo perjudican a nuestra salud.

La alimentación ecológica, poco a poco, va ganando más adeptos por el motivo de cuidar las dietas y llevar una vida más saludable. El respeto al medio ambiente también es primordial, algo muy importante y que estos productos aportan con toda seguridad, ya que son cultivados, lejos de todo producto tóxico que puede alterarlo.

El valor nutricional de esto alimentos, es mucho mayor al ser cultivados sin ningún tipo de añadido (colorantes, conservantes) a lo que estos puedan aportar por su natural.

Las producciones en masa que en los cultivos convencionales se dan lugar, son totalmente perjudiciales, ya que a menor cantidad como ocurre en lo ecológico, más calidad, sabor y beneficios para todos.

Hoy en día, este tipo de alimentación se va haciendo hueco en el mercado gracias a los consumidores que optan por este tipo de consumo. Para distinguir estos productos, las etiquetas que los identifican están reconocidas oficialmente para ofrecernos toda la información necesaria.

Sí que es cierto que se diferencian también en el coste, ya que estos necesitan más mano de obra y mayores cuidados, pero esto se contrarresta con el aporte hacia el ser humano y el medio ambiente. La buena noticia es que al ir aumentando su consumo, el precio se va abaratando.

Escrito por Belen | 25 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y General | Etiquetas: , ,

Calendario de temporada de frutas

Según OCU, ha establecido una tabla de temporada de diferentes frutas. En la siguiente tabla, se puede observar, por meses y clases de frutas, las temporadas de recolección y mejor época de consumo, temporada de temprana recolección o tardía, o la temporada de importación. Un ameno calendario, fácil de entender y muy práctico, idal también para las frutas ecológicas.

Escrito por Belen | 23 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , , ,

Ensaladas de verano

Son el plato estrella cuando suben las temperaturas. Refrescantes, llenas de color y sabor, nos aportan, además, un montón de beneficios.

A la hora de hacer ensaladas podemos encontrar miles de recetas y, si no, siempre se puede hacer volar la imaginación e improvisar. Son ideales para usarlas como plato único: apetitoso, saludable, completo y cómodo de preparar. De esta manera nos las podremos llevar para hacer picnics o para dejar a punto antes de ir a la playa.

Para que sea un plato completo, es importante que incluya ingredientes de los tres grupos de alimentos: féculas (pasta, arroz, patata… nos aportan la “gasolina”, la energía), proteínas (necesarias para mantener la estructura corporal, como el atún, el huevo, el queso, el pollo…) y verduras y hortalizas (ricas en vitaminas, minerales y fibra). Además, las podemos completar con fruta, frutos secos, semillas… Lo más importante es que tenga color y variedad.

Escrito por Belen | 22 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , , ,

Moras, fresas, frambuesas…

Que el bote pequeño está la buena confitura, es cierto, en este caso. Las frambuesas, las moras, la grosella, las fresitas… son las frutas más pequeñas del mercado y sorprenden por su sabor y textura. Se conocen como frutas del bosque o frutas roja.

La característica principal de esta gama de frutas es que se producen en arbustos, que tienen una durabilidad pequeña y que, por tanto, la mejor conservación es en cámara o en las neveras de casa. Con el tiempo, estas frutas han ido ganando adeptos y ya no se consumen sólo en la hostelería y la restauración, sino que es habitual ver en el mercado, sobre todo cuando bajan de precio en el mercado mayorista.

El precio depende de muchos factores, como su conservación, los meses de producción y la demanda. En el caso de la fresita de bosque, el precio se puede llegar a multiplicar por 5. La fresita se produce durante todo el año con más o menos cantidad y eso hace que los precios sean bastante oscilantes.

Cuando viene el calor se produce bastante. Entonces los precios bajan, aproximadamente sobre 5, 6 euros el kilo. Y cuando hay poca producción, que es más bien en invierno porque hace frío y sale poca cantidad entonces podemos llegar a precios de 25/30 euros un kilo. La fresita es la más sensible de la gama.

Por eso desde que llegan de los campos en el mercado de frutas y hortalizas de a pasa muy poco tiempo. Se comercializan en menos de 24 horas porque tienen poca durabilidad. A la hora de comprarlas tenemos que mirar que sean consistentes y que estén bien formadas.

En casa dan muchas posibilidades: como acompañamiento, en ensaladas o como postre… Aportan color y un sabor sorprendente.

Escrito por Belen | 21 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , , ,

La técnica ecológica

La agricultura ecológica se basa fundamentalmente en que todo producto cultivado, no le proporcionan químicos para que crezcan más rápido o tengan un aspecto más brillante, sino que crece de manera natural, manteniendo todas las propiedad naturales de la fruta o verdura.

Otras técnicas que se emplea en la agricultura ecológica, es que los cultivos se someten a una rotación, de manera que se alternan las familias de cada fruta y verdura. De esta manera los suelos son más fértiles y conserva la biodiversidad.

Las especias se cultivan de dos o en tres, por grupos, de manera que entre ellas se benefician de manera natural, y todas son cultivadas en plenitud.

Otra técnica es que estos cultivos se planten en los márgenes y setos del terreno del cultivo. Esto hace que la climatología no afecte tanto a las plantas, y los insectos polinizan más sobre ellas.

El suelo posee cubiertas vegetales, que hacen posible el reciclaje de substratos esenciales, evitan la erosión y favorece la microbiología, que da materia orgánica.

Los animales dan sustrato orgánico natural al suelo, como abono a los cultivos, de ahí que la ganadería suela ir de la mano a la agricultura ecológica.

Escrito por Belen | 20 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y General | Etiquetas: ,

Diferencia entre productos

Cuando se trata de elegir un producto en el mercado, naturalmente nos inclinamos hacia el de mejor aspecto, el que más brillo tiene, el más perfecto… sin embargo, esto no es correcto para nuestra alimentación, pues no el más bonito suele ofrecer la mayor nutrición o el mejor alimento.

Un alimento que se cultiva convencionalmente, es tratado desde su que se planta su semilla (incluso antes) hasta su venta en el mercado.

Estos frutos son recogidos antes de su cosecha natural para evitar que se estropeen o pierdan peso con las plagas, para protegerlos de las posibles plagas o desmejoramiento de su calidad, se rocían con sustancias químicas y fungicidas.

Su brillo ha de mantenerse para que el consumidor se brinde hacia esta fruta de mejor aspecto, para ello, se rocían con ceras (comestibles), pues estos frutos, al ser lavados con productos químicos pierden su brillo natural, el cual, hay que recuperar.

Todas esas frutas y verduras contienen más agua, por ello, el moho se acelera en ellas, característica que obliga a ser tratadas con productos antienmohecimiento para darles un aspecto atractivo en el mercado.

Las cámaras de conservación, en donde, la fruta se almacena para su posterior venta, la falta de oxígeno, hace que estos productos no puedan respirar lo suficiente, para paliar la falta de ello, se emplea el nitrógeno para acelerar el proceso de maduración, es decir, los cultivos no maduran en el árbol, sino en los almacenes, a través de productos químicos que mantienen el nivel de CO2, en caso contrario, si no se quiere que la producción madure, los niveles varían para conseguir el efecto contrario.

Todo esto no sucede con los cultivos ecológicos, sin embargo, el agricultor, se deja llevar por los consumidores, los cuales, prefieren la cosecha que les ofrece mejor aspecto a la más nutritiva.

Escrito por Belen | 19 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,