septiembre del 2011

Estás viendo los artículos de Frutas y Verduras Ecologicas correspondientes al mes septiembre del 2011.

Frutas de temporada

Todos sabemos de la necesidad de una alimentación sana y equilibrada, la comida mediterránea no debe ser tomada como una moda, más bien un estilo de vida sana y saludable, los expertos en alimentación nos recomiendan una dieta equilibrada, carbohidratos (pan, cereales), carnes rojas y  todo tipo de pescados y frutas.

Queremos darte una pequeña orientación en cuanto a la variedad de frutas  que podemos escoger en cualquier mercado o tienda, que siempre tenemos cerca de nuestro hogar, frutas de temporada, especialmente no pueden faltar en nuestra casa, aportan elementos anti -oxidantes tan necesarios para prevenir enfermedades gástricas y el envejecimiento de la piel, entre otras muchas cualidades, quien no ha notado después de una buena comilona que al comerse una pieza de fruta, nota al instante el efecto de bien estar y solemos comentar “ahora si me he quedado bien”.

Pues bien aquí te damos dos recomendaciones de tipos de frutas especialmente de temporada.

MANGO: también es conocido como “melocotón de los trópicos” está considerado como uno de los tres o cuatro frutos tropicales más finos, originariamente proviene del sudeste asiático;

Cualidades: Alto contenido en fibra es un complemento ideal para las comidas, propiedades laxantes y diuréticas.

Ayuda a limpiar la sangre.

Efectivo contra catarros y enfermedades de los bronquios.

Se utiliza en batidos y en la preparación de postres.

PAPAYA: Una de las frutas más completas contiene vitaminas  A, C y complejo B, potasio,  magnesio fibra y pequeñas cantidades de Hierro y calcio.

Sus antioxidantes previenen contra el cáncer de mama, vejiga, colon o cuello de útero.

Actúa contra la vejez, previene la perdida de vista, mantiene en buen funcionamiento el corazón y combate el tabaquismo o alcoholismo, favorece la digestión.

Se puede comer la papaya como fruta fresca, ensaladas o postres.

Escrito por Belen | 26 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , , , ,

Garantía de ecología

El cultivo de alimentos ecológicos, se extiende cada vez más, debido a la creciente información hacia los consumidores de la alimentación sana y equilibrada para conseguir una vida más duradera y saludable. Estos alimentos permiten el aporte de mayores nutrientes, tienen un porcentaje mucho mayor de vitaminas, minerales… que son los verdaderos encargados básicos de proteger y alimentar al organismo.

Este incremento de producción, se está convirtiendo en la competencia de calidad entre ella, por esto, el control de calidad, cada vez se hace más exigente por la Comunidad Europea. A partir del 14 de julio de 2005, una nueva ley, recogió los términos de biológico y orgánico, se destinaba solamente a esta clase de cultivos, elaborados con las condiciones adecuadas que a estos corresponden, ya que la demanda del mercado, hacía introducirse a los elaborados industrialmente dentro del mismo grupo.

El control de estos alimentos, es destinado hacia las Comunidades Autónomas, estas son las verdaderas responsables de verificación y certificación que garantiza a estos productos. Para comercializar estos alimentos, se ha de pertenecer al Comité de Agricultura Ecológica, el cual controla la compra y venta de estas transacciones.

La etiqueta que certifica a los alimentos está fijada con total garantía y seguridad de haber pasados los controles correspondientes de la Unión Europea. En estas etiquetas, hay un logotipo al lado del europeo, que diferencia a cada Comunidad Autónoma para garantizar su origen. Es el anagrama del visto bueno que asegura al consumidor toda la tranquilidad de lo que está consumiendo.

Escrito por Belen | 19 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y General | Etiquetas: , , , , ,

Formas de conservación de los productos ecológicos

Un producto ecológico, ofrece menos oportunidad para ser conservado, pues su tiempo de duración es menor al no utilizarse para ello ningún producto químico y mantenerlo el tiempo necesario hasta ser recolectado, para así nutrirse totalmente de su planta o árbol del que será recogido. Estos productos químicos con los que se puede tratar a un cultivo antes de su comercialización en el mercado, posee sustancias que les hace ser casi “antinaturales”, ya que producen engorde, brillo,  privacidad ante insectos que le puedan atacar… es decir, una forma segura para el agricultor para la protección de su cosecha, no solo en el campo, sino hacia el mercado.

Los productos ecológicos han de conservarse más artesanalmente, pues del frigorífico solo podemos echar manos algunos días, pero no semanas ni meses. Estos sistemas de conservación, no suponen ningún gasto de energía, los vemos a continuación:

–                    la forma de colgar en cobertizos, es utilizada para los tomates o melones. Estos lugares han de estar bien ventilados y frescos para una buena conservación del producto. A pesar de los calurosos meses de verano, este sistema, permite conservar los productos hasta los meses de enero o febrero

–                    el cubrir con fibras de coco es otra forma de conservación para los alimentos frescos. Se colocan en cajas y capas superpuestas cubriendo estas con paja, turba o arena. La turba de fibras de coco, es muy fácil de conseguir. Con ella se cubren hortalizas de raíz (patatas, nabos, remolachas). El secreto está en que la entrada de la luz en los alimentos es nula y se mantiene la humedad justa

–                    el enterrar en hoyos en un rincón del huerto es otra técnica que consigue dar frescor y nivel justo de humedad, ya que la tierra se mantiene a una temperatura constante de 14º.

Escrito por Belen | 12 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Diferencia entre lo ecológico y convencional

La tendencia de la producción ecológica, se remonta 40 años atrás. Actualmente esta clase de consumo, va tomando terreno por toda Europa (en donde nació)  y extendiéndose a los demás continentes. Hace pocos años, es cuando comienza su verdadera expansión. Comenzaron a aparecer tiendas ecológicas destinadas a alimentos de este tipo, incluso restaurantes y redes de consumidores.

El término “bio” o “eco”, comenzó a hacer mella en cooperativas y productores, rodeándose de un nuevo comercio económico y productivo.

Algunos comerciantes lo indujeron como una “moda pasajera” que tenía los días contados, pero no resultó así, pues la conciencia del consumidor hacia una vida santa y natural, cada vez tenía más tendencia.

El problema que contrarrestaba a estos productos, era su elevado precio, al necesitar mayor mano de obra por no utilizar maquinaria agrícola. Necesitaban mayor mano de obra para ser cultivados, pero esta diferencia en precio, poco a poco, comenzó a ser menos ventajosa.

Otra dificultad de este comercio, es que el consumidor compra con la vista y estos alimentos tienen la ventaja de no ser atractivos, ya que no se utilizan productos químicos de mejora (brillo, engorde). Estamos acostumbrados a ver en el mercado frutas y verduras perfectas que llaman a su venta, sin pensar si verdaderamente son lo suficientemente nutritivas.

Los nutricionistas, aconsejan probarlos para demostrar que su sabor, olor y aroma nos aportan los grandes beneficios, realmente lo más importante para una buena alimentación. Frutas y verduras ecológicas, contienen el 40% más de antioxidantes que las que no lo son.

Escrito por Belen | 5 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,