Calabacín ecológico

El calabacín, es una de las frutas más recomendables para consumir mediante el cultivo ecológico, esto tiene una sencilla razón.

El calabacín es una hortaliza que pertenece a la familia de la sandía o el melón, aunque su origen no se sabe exactamente, pero ya se sabe que era consumido por griegos, romanos y egipcios.

El motivo por el que es más recomendable su consumo ecológico, es por su forma de cultivo. Necesita ser enterrado profundamente (más de lo normal) en grandes surcos  de tierra y con un buen drenaje, por ello, ha de nutrirse con materia orgánica de buena calidad como las de las ganaderías. Si esta materia es originaria de productos químicos, la tierra llega “contaminarse” de esos plaguicidas que a lo largo perjudican seriamente el medio ambiente. Agua, vegetación, microorganismos, especies animales… todo depende de ello.

El cultivo ecológico evita en gran medida todos estos perjuicios, pues sus compuestos para el cultivo son totalmente naturales, no perjudicando a la tierra y a toda su diversidad.

La necesidad del calabacín al ser plantado, es necesariamente abundante, ya que se echan tres semillas por cada surco de cultivo  con una separación como mínimo de un metro, pues necesita mucho espacio para su desarrollo.

Una fruta con muchas propiedades que si la consumimos ecológicamente obtendremos sus grandes beneficios al 100%. En España los conocemos mayormente por su color verde, pero en otros países como Grecia, se cultivan en color negro, en Italia naranja y con sabor muy dulce.

Escrito por Belen | 27 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Calabacines | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta