Ciruelas ecológicas

Al contrario que las normales, las ciruelas cultivadas de manera ecológica, se recogen cuando no todavía no han llegado a madurar, con lo que esta maduración se hace en casa. La ciruela ecológica se puede comer sin quitar la piel, ya que esta posee una cantidad de vitaminas muy alta, al igual que aceites poli insaturados.

Hay en el mercado muchas variedades de ciruelas, y algunas vienen presentadas a la venta ya sin  la piel. Esto es un grave error, ya que puede ser nido de infecciones por el posos d bacterias, ya que esta fruta se ensucia rápidamente por el ambiente, ya que su piel es la capa protectora ante estos ataques.

Las ciruelas ecológicas se cultivan sin aditivos químicos, y por lo tanto, que pueden ser perjudiciales para la salud si las consumes de las normales, ya que los consumidores toman cada vez más conciencia de la salud, y escogen productos criados de manera natural.

La desventaja es el elevado precio que disponen las ciruelas ecológicas en el mercado, y el consumidor opta por el fruto convencional ante el precio menor que el ecológico. La economía a veces, acapara la concienciación sobre la salud.  Puestos a poner ventajas y desventajas sobre la balanza, vemos que la salud debería ser más considerada.

Fuente: directo del campo

Escrito por Belen | 23 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Ciruelas | Etiquetas: ,

No related posts.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta