Daucus carota

He de reconocer que la hortaliza de la cual vamos a hablar nunca fue de mi agrado, especialmente en mi niñez. Pero desde hace unos años atrás, cuando me la sirvieron escondida en una ensalada ecológica, me enamore de ella. Les estoy hablando de la Daucus carota, o en cristiano, la zanahoria, con h intercalada.

Esta hortaliza tal como la conocemos nosotros, es la raíz de una planta bienal que crece en primavera y verano. Es uno de los vegetales con mayores complicaciones para su cosecha de forma ecológica, ya que suele sufrir mucho del ataque de enfermedades bacterianas, o enfermedades del tipo fungosas. Pero vale la pena el esfuerzo, debido a que es un excelente alimento desde lo nutricional, aportando muchísimas vitaminas y minerales. Su color naranja se debe principalmente a la presencia de carotenos, un antioxidante que una vez ingerido se convierte en vitamina A. Cuando cualquiera de nosotros tiene un bajo porcentaje de esta vitamina en nuestro organismo, dificulta la visión, ya que el nervio óptico se nutre de esta vitamina, y es por esta razón que la zanahoria es muy recomendada para las personas con problemas de visibilidad.

También nos aporta melanina, el pigmento que nos da  color a nuestra piel, protegiéndonos de las radiaciones nocivas a la que muchas veces, especialmente en verano,  nos exponemos.

Un dato histórico e interesante, es que antiguamente, la zanahoria se cultivaba por su planta y no por su raíz. Se utilizaban las hojas y semillas como aromatizantes naturales, y se despreciaba la raíz, lo que hoy por hoy conocemos como zanahoria. Lo mismo pasaba, y aún sigue pasando, con otros integrantes de la familia de las hortalizas, como el perejil, hinojo, comino y eneldo.

Fuente: a fuego lento

Escrito por Belen | 29 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , ,

No related posts.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta