El albaricoque ecológico

Chabacano, damasco, albaricoque… todo es la misma fruta con distinto nombre. Según en el país que nos encontremos, su nombre será diferente, pero su gusto y propiedades serán las mismas.

Es de la misma familia que el melocotón, se podría decir que primos, sus diferencias son el tamaño, el sabor y la textura. Su origen es chino y sirio, de ahí uno de sus nombres “damasco”.

Es más pequeño y más dulce que su primo, con una pulpa más suave, un potente antioxidante y muy rico en vitamina  A. contiene pocas calorías, es rico en fósforo, calcio, potasio y fibra.

Cuando se secan, se convierten en una fruta muy atractiva en las fiestas navideñas, son los orejones, muy ricos en minerales, tan apetitosos en estas fechas.

Los mayores productores de este producto ecológico en España, son Murcia, Valencia y Albacete. Cultivándolo de esta forma, es cuando realmente se sacan sus verdaderas propiedades, propiedades, la cuales, utilizan mucho en cultura oriental en el campo de la medicina para las enfermedades del aparato respiratorio, aparte de aplicar sus semillas para la tos y el estreñimiento.

Su árbol, el albaricoquero, da su fruto entre Marzo y Abril.

Su cultivo ecológico, hace que esta fruta evite alterarse con aditivos tóxicos especiales, los cuales, hacen a los productos poder sacarles más partido para su comercialización y costes económicos. Una mayor rentabilidad del producto, le hace ser mucho más barato, pues el empleo de maquinaria para masificar los cultivos, lo abaratan, por ello el cultivo ecológico, resulta menos accesible a nuestro bolsillos.

Escrito por Belen | 30 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Albaricoques | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta