La berenjena ecológica

La berenjena es la fruta elegida para la famosa “operación bikini”, pues es un alimento sin absolutamente nada de calorías. Todo lo que tiene son ventajas, ningún inconveniente se encuentra en ellas, además se puede elaborar de cualquier forma, cruda, al horno, asada, hervida…. mmm! ¡Que deliciosas recetas podemos preparar con ellas!

Si se cultivan ecológicamente, no pierden ninguna de sus propiedades, ya que están el tiempo adecuado en su mata, absorbiendo los nutrientes necesarios, algo que en los productos convencionales no sucede, pues son recogidas antes de tiempo para ser almacenadas para el mercado. El contenido de pesticidas y productos químicos es nulo, cosa que de la forma convencional, no es posible, pues se asegura la cosecha por medio de ello, para evitar plagas o parásitos que las estropean para su posterior exhibición en el mercado. Ya sabemos que la gente “come con la vista” y eso es lo que importa en el negocio económico.

Los precios son más elevados, pero sus características son mucho mejores. Lo que influye en el precio, es también la necesidad de mayor mano de obra, pues la maquinaria no interviene para nada, estas son recogidas a mano, algo que se ha de pagar.

Una berenjena ecológica nos aporta  un alto porcentaje en potasio, fósforo, calcio, magnesio y hierro, además de vitaminas A, C y B1. Su 92% es agua.

Una berenjena convencional, aporta los mismos nutrientes, pero en mucho más bajo porcentaje.

Este fruto tiene una larga historia, ha recorrido los cuatro continentes desde su nacimiento, sus primeros datos son del año 2000 a.C.

Escrito por Belen | 16 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Berenjenas | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta