La fruta de los Mandarines

La mandarina es mi fruta preferida, y lo es desde mi infancia. Y no es casualidad, porque aun a día de hoy, sigue siendo la fruta elegida por los más pequeños de la casa.

Su sabor dulce, fresco y su facilidad a la hora de quitarle la piel o cascara, la convierten en la preferida por los peques.

Recuerdo esos árboles repletos de mandarinas en el fondo de mi casa, el aroma fuerte y agradable que era una invitación irresistible a coger más de una, para luego salir corriendo a esconderte a comerlas para que no te vieran.

Como la mayoría de los cítricos proviene de Asia, específicamente de las zonas tropicales de este continente. Su nombre se debe a la vestimenta que utilizaban los mandarines, guerreros de la Antigua China, que consistían en unas túnicas de color naranja fuerte. En algunas zonas América se le conoce también como ‘naranja china’.

Este fruto llega a Europa en el siglo 14 aproximadamente.

No son muchos los productores de mandarinas en la actualidad, los más importantes son Argelia, Israel, Japón, Argentina, Colombia y Uruguay.

En nuestro país, Valencia acapara la casi totalidad de su producción.

Como todo cítrico posee unas innumerables propiedades beneficiosas para la salud, teniendo claro que estos beneficiosos se duplican si consumimos mandarinas cosechadas ecológicamente.

El aporte de vitamina C que nos brinda esta fruta es enorme. Es bueno recordar que esta vitamina estimula la formación de anticuerpos, el mejor método para evitar resfríos, y gripes.

Muy recomendable su inclusión en las dietas de los deportistas, ya que contiene mucho potasio, lo que ayuda a recuperar rápidamente los minerales y líquidos perdidos en la competición. Su jugo se puede mezclar con agua y un poco de azúcar, haciendo la función de bebida isotónica, con el mismo propósito regenerativo.

La mandarina ecológica es una fruta muy dulce, pero sin embargo no tiene mucha concentración de azúcar, lo que la convierte en un cítrico de bajas calorías.

Para llevar a la playa este verano, o para el picnic en el parque, la mejor fruta es la mandarina, por su frescura, y por lo cómodo que resulta comerla.

Mucho cuidado con las pepitas, que mi abuela decía que si te comías una, ¡te crecía un ‘mandarinero’ en la panza!

Fuente: consumer

Escrito por Belen | 1 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Mandarinas | Etiquetas: , , ,

No related posts.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta