Lima, un cítrico aromático y perfumado

Llegó a la Península Ibérica y el norte de África desde el Oriente Próximo durante la Edad Media.

Los hay de diversas variedades: el amargo o agrio (Citrus aurantifolia), conocida como limón mexicana, la ácida (Citrus latifolia), que se conoce como la lima o limón de Tahití o la lima persa, y la dulce (Citrus limetta).

Se cultivan en zonas templadas y en zonas tropicales y subtropicales de todo el mundo. El sabor va en función de la variedad, más ácidas o más dulces. Se deben escoger piezas que pesen y que tengan la piel firme, brillante, de color verde intenso y sin manchas ni cortes. No se deben coger blandas o que presenten una forma desecada o poco pesada, síntoma de envejecimiento.

Se utilizan para los mismos usos que los limones: para aliñar platos, ensaladas, bebidas, postres y combinados, pero también para hacer recetas de cocina tropical, como el ceviche peruano. Por su frescura y alegría en la nariz, es ideal para helados, sorbetes y granizados, y da un toque de alegría a los postres y los combinados de fruta. Se pueden elaborar conservas, como mermeladas, confituras, jaleas, chutneys o compotas.

Escrito por Belen | 15 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Limones | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta