Limón

Fruta de forma alargada y amugronada. Tiene una piel fuerte y resistente de tonalidades amarillas o verdes, que protege la pulpa. Esta es de color amarillo y está dividida en gajos (de 3 a 19) llenos de jugo muy ácido. Puede tener alguna semilla.

El limón contiene un 20% de sales ácidas y un 80% de alcalinas. Además, es una extraordinaria fuente de vitaminas, sobre todo la C, que se encuentra especialmente en su pulpa. Esta fruta aumenta la secreción de jugos gástricos, quema una gran cantidad de grasas, destruye los residuos y adiposidades, oxida las piedras y la arenilla, ayuda a eliminar las toxinas de la sangre y es un muy buen cicatrizante y coagulante. Asimismo, es un excelente refresco para las personas que tienen artritis, arteriosclerosis, reumatismo, obesidad y enfermedades infecciosas. También se utiliza como dentífrico y para hacer gárgaras. Además, suaviza la piel y tonifica el cuero cabelludo. El limón es uno de los frutos que más aplicaciones medicinales tiene, utilizándose en casos de infecciones de garganta, picaduras de insectos y enfermedades como la arteriosclerosis, hipercolesterolemia y artritis.

Hoy en día, es el cítrico más cultivado, encontrándose plantaciones por los cinco continentes. Los principales productores son Estados Unidos, Italia, España (Murcia, Alicante, Málaga, Almería, Sevilla, Valencia), Argentina, México y la India. Hoy en día, es el cítrico más cultivado, encontrándose plantaciones por los cinco continentes. Los principales productores son Estados Unidos, Italia, España (Murcia, Alicante, Málaga, Almería, Sevilla, Valencia), Argentina, México y la India.

Se cree que el limonero se originó en el sur de Asia (India y Pakistán). Los árabes lo llevaron a España y de allí se extendió por todo el Mediterráneo durante la Edad Media, pasando por el Nuevo Mundo de la mano de Colón. Se cree que el limonero se originó en el sur de Asia (India y Pakistán). Los árabes lo llevaron a España y de allí se extendió por todo el Mediterráneo durante la Edad Media, pasando por el Nuevo Mundo de la mano de Colón.

Los limones no se suelen comer en fresco por su excesiva acidez, aunque hay personas que la consumen como una fruta cualquiera, siendo su zumo el que se utiliza como condimento en miles de platos y en la elaboración de bebidas, refrescos y batidos. También su piel tiene múltiples aplicaciones en la cocina, sobre todo en la pastelería y repostería. El limón se puede consumir a todas horas, excepto aquellas personas enfermas del aparato digestivo. La limonada, preparada a base de un limón, 125 gramos de azúcar (o una cucharada de miel) y agua es una excelente bebida refrescante, al mismo tiempo que aporta una gran cantidad de vitaminas.

Escrito por Belen | 28 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Limones | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta