Oro líquido virgen extra

Los consumidores prefieren el aceite de oliva virgen extra para complementar su dieta

La calidad del aceite de cocinar es motivo de lucha en los fogones. Escoger entre un aceite de oliva virgen extra o un aceite de menor calidad: este es el dilema.

Los consumidores prefieren cocinar con aceite virgen extra, mientras que una menor cantidad de consumidores prefieren el virgen extra para aliñar, pero para cocinar optan por un aceite de menor calidad.

Los dietistas aconsejan consumir poco aceite de oliva, pero que sea de alta calidad. Este producto es una parte importante de la dieta mediterránea y es reconocido por sus beneficios en la alimentación.

Previene las enfermedades cardiovasculares y ayuda a controlar el colesterol. Otro de los puntos que hace que el aceite de oliva sea un claro vencedor en términos de salud es su resistencia a las altas temperaturas en el momento de cocinarlo, a diferencia del aceite de girasol, que puede soltar sustancias perjudiciales para la salud.

El paladar también debe dar su opinión; el aceite virgen extra es de sabor intenso, en contraposición al aceite de girasol, más suave y agradable. Lo que está claro es que este producto ha tenido y tiene una gran importancia para la dieta mediterránea.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta