Cebolla

Bulbo de forma esférica. El interior de la cebolla es blanco y carnoso, tiene varias capas superpuestas y está cubierto por una película marrón anaranjado.

La cebolla contiene vitaminas A, C, E, B1, B2 y PP. Por su alto contenido en diversas sales minerales es muy favorable para la solidez de los huesos y la elasticidad de las arterias. Su contenido en fósforo facilita el trabajo cerebral. En los casos de depresión física o nerviosa, tiene una acción reconfortante casi inmediata. Por su azufre, es un regenerador del sistema nervioso, de la piel y del cabello, del cual favorece el rebrote por fricción. La cebolla es eficaz contra el estreñimiento y la falta de apetito. Facilita la digestión de alimentos harinosos como las judías, lentejas, garbanzos, etc. También es un diurético potente y uno de los más activos disolventes del ácido úrico, por lo que es un antirreumático de primer orden.

Las cebollas son exportadas en grandes cantidades por Egipto, Holanda, España (Valencia, Albacete, Toledo, Lleida, Granada, Zaragoza, Murcia, Ciudad Real, Cuenca, Baleares, Alicante), Italia y otros países.

La cebolla es originaria de varios focos evolutivos situados en Asia. Se ha cultivado desde siempre en Mesopotamia, India y otros países mediterráneos como hortaliza y planta medicinal y fue introducida por los romanos hasta las regiones más septentrionales de Europa. En casos de asma, bronquitis, gripe o afecciones de las vías respiratorias pueden hervirse cebollas cortadas en rodajas en un poco de agua y tomar el caldo que se obtiene con un poco de miel. Además, una cebolla partida en rodajas y colocada en un platillo a la cabecera de la cama facilita la respiración.

Los usos culinarios de la cebolla son extraordinariamente numerosos. Se puede comer cruda, frita, hervida, asada, en sopas, salsas, guisos y en una gran variedad de platos. La sopa de cebolla por la noche asegura un sueño tranquilo.

Escrito por Belen | 25 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Cebollas y Dietas con Verduras | Etiquetas: , ,

Calçot

Especialidad catalana. Los calçots son cada uno de los gajos de las cebollas blancas cultivados especialmente para comerlos al calor.

El calçot tiene un alto contenido en agua y sales minerales. Esta hortaliza es reguladora de las funciones intestinales.

El calçot se cultiva en terrenos ubicados en los términos municipales de las comarcas tarraconenses del Baix Camp, Baix Penedès, Alt Camp, Tarragonès, Terra Alta, Baix Llobregat.

Los calçots fueron descubiertos de una manera casual por un campesino de Valls conocido con el apodo de Chat de Benaigues. Aunque esto ocurrió a finales del siglo XIX, no fue hasta principios del siglo XX que los calçots se convirtieron en una comida habitual de los días festivos de muchas familias de Valls. A partir de los años 40, el calçot fue conocido más allá de los límites de la comarca del Alt Camp a través de las populares calçotadas.

La mejor manera de comer calçots es con la típica calçotada, una especialidad culinaria típica catalana: una vez cocido, se coge el calçot por el extremo contrario al bulbo y se sostiene en posición vertical mientras para extraer la parte de las hojas chamuscada (estirando hacia abajo) y mojar con la salsa.

Escrito por Belen | 25 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Cebollas y Dietas con Verduras | Etiquetas: , , , ,

Ajo Tierno

El ajo tierno es la misma planta que el ajo en fase de desarrollo, antes de formar la cabeza de granos. La parte inferior (bulbo) suele presentar una coloración rojiza o morada y las hojas son de un verde intenso.

El ajo tierno posee propiedades balsámicas y expectorantes. Es recomendable contra los resfriados y es un depurativo de la sangre.

Del ajo tierno se aprovechan las hojas, además de los bulbos. Debido a su aroma y sabor más suave que el ajo, es apropiado para las ensaladas.

Escrito por Belen | 24 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , , ,

Ajo

El ajo es una planta de raíz bulbosa. La cabeza es redondeada y contiene 12 o 15 grandes superpuestos de color amarillento, cubiertos por una capa grisácea o violácea que, al sacarla, desprende un aroma penetrante.

Varios médicos rusos han demostrado que los ajos son activos contra el virus A y B de la gripe. Asimismo, en caso de dolor de garganta, una o dos dientes de ajo aplastadas con un poco de agua (se debe beber lentamente), son un desinfectante poderoso de las amígdalas, descongestionan el cuello y aclaran la voz. Los ajos también hacen bajar la fiebre, previenen resfriados, combaten la tos y se utilizan con éxito contra la bronquitis. También estimulan el funcionamiento de diversos órganos y glándulas: hígado, páncreas, tiroides, pituitaria, suprarrenales y tienen efectos beneficiosos contra la diabetes.

Los principales países productores son China, India, Corea y Egipto. En España se cultiva en Cuenca, Córdoba, Granada, Albacete, Ciudad Real, Madrid, Cádiz, Jaén, Badajoz, Segovia).

Aunque su origen es en Asia central, los chinos y egipcios ya lo utilizaban en la antigüedad. Alimentaban con ajos a los esclavos que construían las pirámides porque creían que les aportaba energía. Hay varias maneras de evitar el olor que causa comer ajos crudos: acompañarlos de perejil, comer hojas verdes de apio, lamer hojas de menta o cáscaras de eucalipto como si fueran un caramelo, enjuagarse agua y limón o manzanilla, etc. El ajo se ha empleado mucho como medicamento, ya que los soldados de la Segunda Guerra Mundial se trataban las heridas con preparados a base de este condimento.

El ajo se puede consumir a todas horas y debe hacerlo todo el mundo, excepto aquellas personas que tengan enfermedades de la piel, los bebés y los enfermos del estómago. Salvo cuando se cuece, el ajo es fuerte de sabor, razón por la cual hay que emplear con discreción en la cocina. Se consume mucho en ensaladas y despedazado o entero en platos de carne, de pescado o de aves, y en sopas, estofados y platos de verdura. El principal pilar de la cocina italiana, así como de la francesa, es una combinación de ajo y perejil.

Escrito por Belen | 24 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , ,

Sandía

Fruta grande, esférica y aplastada de los extremos. La piel es lisa, muy gruesa y dura y es de color verde que, dependiendo de la variedad, puede ser más o menos oscura. La pulpa es roja y tiene una textura porosa y muy jugosa, de sabor casi siempre muy dulce y contiene abundantes semillas de color negro, marrón o blanco. Desde hace algunos años, sin embargo, también se producen y comercializan variedades sin semillas.

La sandía tiene muy poco valor nutricional, ya que prácticamente el 92% de la fruta es agua, aunque tiene niveles bajos de azúcar, sales minerales y vitaminas. Se trata de una fruta altamente diurética y refrescante y es aconsejable para personas que sigan una dieta de adelgazamiento. Contiene vitaminas A, C, B1, B2 y PP y sales minerales de potasio, magnesio, sodio, hierro, fósforo, azufre y cloro. Sus semillas, bien masticadas, tienen propiedades anti prostáticas por su riqueza en zinc.

Hoy en día, la sandía es una de las frutas más extendidas por el mundo, siendo los principales países productores Turquía, China, Japón, Italia, Grecia y España (Almería, Valencia, Sevilla, Córdoba, Huelva, Cáceres, Toledo, Cádiz, Baleares, Granada).

La sandía se cree originaria de África tropical y subtropical, siendo cultivada desde la antigüedad en la ribera del Nilo. De ahí se extendió por toda la cuenca mediterránea y Asia, siendo los europeos quienes la llevaron hasta el continente americano. En algunos países de África, la sandía es el sustituto ideal del agua durante las temporadas de sequía. Si se quiere elegir una sandía madura, al darle golpes con los dedos o la palma de la mano, la sandía tiene que sonar a

La sandía se consume principalmente al natural como fruta de postre siendo, junto con el melón, la reina de las frutas de verano. Debido a su sabor refrescante, también se utiliza para preparar ensaladas o platos fríos, en los que se aprovecha su peculiar aspecto como material de adorno culinario. En menor medida, se emplean para preparar conservas, zumos, helados o sorbetes. La sandía es fácil de digerir, pero no es aconsejable comerla helada o beber agua después de consumirla.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Sandias | Etiquetas: , ,

Granada

Fruto redondo, del tamaño de una manzana y provisto de una piel gruesa y fuerte de unos 5 mm de espesor, que va del tostado al rojizo. El cáliz marchito es lo que le da forma de cebolla. Las semillas blancas, de sabor agridulce, se comen con la pulpa roja que las envuelve.

La granada es un fruto rico en azúcares y sales de fósforo, calcio y hierro, vitaminas (A, B y C) y taninos. Este fruto tiene propiedades astringentes y antinflamatorias. Es ideal para personas con anemia, arteriosclerosis, hipertensión y problemas estomacales. Comer los grandes de esta fruta en ayunas provoca un efecto purgante. Sin embargo, la piel cocida se utiliza para tratar la diarrea, gracias a la gran cantidad de tanino que contiene. El jugo de la granada es recomendable para personas con hemorroides, inflamaciones de garganta, cólicos y fiebre.

Actualmente, la granada se cultiva en Turquía, Afganistán, España, Italia y Arabia.

La granada puede consumirse al natural o en ensaladas de diversas frutas. La principal aplicación es el consumo en fresco, tomándose los granos secos con azúcar. A partir del zumo de granada se obtiene la popular “granadina”, que es muy refrescante, y el jarabe de granada, que se vende para preparar refrescos, helados o cócteles.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Granadas | Etiquetas: ,

Higo chumbo

Fruta del tamaño de un huevo de oca. Hay manipularlas con mucho cuidado debido a los grupos de minúsculas espinas que tienen en la piel. Dependiendo de la variedad, pueden ser redondas o alargadas y verdes, amarillas o anaranjadas por dentro. Diminutos pelos las cubren exteriormente. La pulpa es granulada, dulce y ácida a la vez, jugosa y refrescante, con una consistencia gelatinosa salpicada de pequeñas semillas. Aroma similar a la pera y el melón

El higo chumbo tiene niveles aceptables de potasio, magnesio y vitamina C. Es muy útil para los enfermos de vías urinarias, aunque tiñe de rojo la orina.

Actualmente, se ha extendido por toda América y África, habiéndose asilvestrado también por toda la zona del Mediterráneo.

El higo chumbo es originaria de América tropical, se cree que de la zona de México y sur de Estados Unidos, donde las cosechas son todavía importantes.

El fruto se consume fundamentalmente en fresco, aunque también como fruto seco, en zumos y para alcohol.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Higos | Etiquetas: , ,

Higo

Fruta redonda, ovalada o en forma de pera, según la variedad de que se trate. Su piel madura puede adoptar una tonalidad verde o amarilla pálida, o entre rojo oscuro y morado. La pulpa tiene un tono variable, entre rosa pálido y púrpura. Puede no tener casi ninguna semilla o por el contrario, acoger a más de 1.600. Su piel es comestible, pero se acostumbra a comer la fruta pelada.

Los higos contienen calcio, fósforo, hierro y vitaminas A, B1, B2 y C. También tienen propiedades laxantes y diuréticas y un agente anticancerígeno. Los higos secos se utilizan como remedio contra el estreñimiento. Asimismo, por su cantidad de pectina, son una fibra que favorece la disminución del colesterol.

Los principales productores de higos son los países de la cuenca mediterránea, aunque también se ha extendido su cultivo por los Estados Unidos, Australia, Sudamérica y toda Asia.

El origen de la higuera es difícil de determinar, ya que es un fruto que se cultiva desde muy antiguo-existe la tradición que fue el primer árbol cultivado por el hombre. Algunos autores afirman que procede de Asia occidental y otros sitúan su origen en Arabia. Sea como sea, la higuera es, junto con el olivo, el árbol frutal más típico de la cuenca mediterránea. Los higos no se deben lavar directamente con agua (su piel se moja muy rápidamente), sino que se debe hacer con un paño ligeramente húmedo. El látex que surge de la fractura de sus partes aéreas es irritante y capaz de fermentar la leche.

El higo se consume indistintamente fresca o seca, conservando en ambos casos su extraordinaria dulzura. Los higos secos se utilizan en repostería para elaborar panes (el “panfigol”), pastas y otros dulces. También sirven para elaborar helados, confituras, mermeladas o macedonias.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Higos | Etiquetas: ,

Tamarillo

Fruta que, por fuera, es firme y está cubierta de una piel fina y brillante y, por dentro, tiene una pulpa gelatinosa y acoge numerosas semillas. El color varía del naranja al rojo púrpura, pero también hay variedades amarillas.

El Tamarillo contiene minerales como el calcio, hierro y fósforo. También es rico en vitaminas A, B1, B2, B3, C y E. Por su escaso contenido en grasas, el Tamarillo es una fruta ideal para dietas de adelgazamiento.

De manera intensiva sólo se cultiva en Nueva Zelanda, aunque se están realizando ensayos en Estados Unidos, Italia y España (Canarias y costa mediterránea).

Tamarillo es una especie originaria de las regiones andinas de Perú y Argentina, que se ha extendido por numerosas zonas tropicales y subtropicales del mundo, sobre todo para América y Asia.

Los tamarillos se pueden consumir frescos cuando están maduros, pudiéndose comer con cuchara en cortarlos por la mitad o en forma de tacos en ensaladas. También se pueden preparar mermeladas, conservas y zumos.

Escrito por Belen | 21 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , ,

Rambután

Fruto de tamaño parecido a la castaña, envuelta por una capa peluda. La textura es espesa y blanda. Tiene una piel rojiza y una pulpa que va del color blanco amarillento verdoso al transparente. Tiene una forma ovalada con un hueso alargado en el interior.

Actualmente, se encuentra escasamente cultivado por todo el sudeste asiático y para otras regiones tropicales de África o América central.

El Rambután es nativo de la península Malaca, donde todavía crece silvestre, habiéndose extendido desde la antigüedad y de forma reducida en Filipinas, Tailandia o Sri Lanka.

El Rambután se consume fundamentalmente en fresco por su excelente sabor, ya sea como fruta de mesa o en macedonia junto con otras frutas, aunque también se puede comer cocido, en compotas o en conservas. Las semillas son comestibles una vez asadas.

Escrito por Belen | 21 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , ,