Repollo, concentración esférica de sabor

Con el frío, las sopas y las sopas hacen aroma de verduras de la temporada. “Nabos, coles, patatas y alubias”, como dice la canción.

El repollo es una col mediana, bastante compacta y con el follaje pulsado. Las mejores son las que han soportado alguna helada, porque han perdido el hedor. Las primeras hojas, con los nervios más anchos, tienen un sabor más intenso que las interiores, por el efecto de la clorofila.

Tiene una presencia rústica pero su sabor es muy fino, a pesar del olor que desprende cuando hierve, desagradable para según quién.

Se come hervida con patatas del bufet o como envoltorio de unos fardos de carne picada.

Atrévete a cortarla muy fina y aliñarla como si se tratara de lechuga, acompañado de aceitunas, una naranja agria y brócoli confitado.

Escrito por Belen | 26 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Coles y Lechugas | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta