Sandía

Fruta grande, esférica y aplastada de los extremos. La piel es lisa, muy gruesa y dura y es de color verde que, dependiendo de la variedad, puede ser más o menos oscura. La pulpa es roja y tiene una textura porosa y muy jugosa, de sabor casi siempre muy dulce y contiene abundantes semillas de color negro, marrón o blanco. Desde hace algunos años, sin embargo, también se producen y comercializan variedades sin semillas.

La sandía tiene muy poco valor nutricional, ya que prácticamente el 92% de la fruta es agua, aunque tiene niveles bajos de azúcar, sales minerales y vitaminas. Se trata de una fruta altamente diurética y refrescante y es aconsejable para personas que sigan una dieta de adelgazamiento. Contiene vitaminas A, C, B1, B2 y PP y sales minerales de potasio, magnesio, sodio, hierro, fósforo, azufre y cloro. Sus semillas, bien masticadas, tienen propiedades anti prostáticas por su riqueza en zinc.

Hoy en día, la sandía es una de las frutas más extendidas por el mundo, siendo los principales países productores Turquía, China, Japón, Italia, Grecia y España (Almería, Valencia, Sevilla, Córdoba, Huelva, Cáceres, Toledo, Cádiz, Baleares, Granada).

La sandía se cree originaria de África tropical y subtropical, siendo cultivada desde la antigüedad en la ribera del Nilo. De ahí se extendió por toda la cuenca mediterránea y Asia, siendo los europeos quienes la llevaron hasta el continente americano. En algunos países de África, la sandía es el sustituto ideal del agua durante las temporadas de sequía. Si se quiere elegir una sandía madura, al darle golpes con los dedos o la palma de la mano, la sandía tiene que sonar a

La sandía se consume principalmente al natural como fruta de postre siendo, junto con el melón, la reina de las frutas de verano. Debido a su sabor refrescante, también se utiliza para preparar ensaladas o platos fríos, en los que se aprovecha su peculiar aspecto como material de adorno culinario. En menor medida, se emplean para preparar conservas, zumos, helados o sorbetes. La sandía es fácil de digerir, pero no es aconsejable comerla helada o beber agua después de consumirla.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Sandias | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta