Sandías ecológicas

Cuando se piensa en la sandía, se piensa en el verano, es la fruta reina de esta época del año.

Su origen proviene de África y pronto se extendió por Asia. Es uno de los frutos más grandes que pueden cultivarse. Jugosa, carnosa… hummm ¡que sabrosa! deliciosa para niños y mayores.

El 90% de su contenido es agua, la cual, la convierte en una de las frutas más bajas en calorías para incluir en nuestra dieta. Sus semillas, aunque incómodas para los niños, contienen vitamina E, muy utilizadas para la medicina casera y popular.

Maduran a los 40 días de haber florecido, listas para comer, siendo su tiempo de cultivo entre los meses de Junio y Julio, sin embargo, las podemos encontrar todo el año, ya que se hay grandes cultivos de invernadero.

Cuando la cultivamos de forma ecológica es cuando podemos sacarle el mayor partido a sus componentes nutritivos, ya que toman lo necesario de su planta. Si las tomamos de invernadero o convencionalmente, igualmente llega a estar rica, pero no tan completas en sus nutrientes.

Las zonas más abundantes de su cultivo en España es la de Andalucía y Levante.

Cuando las consumimos ecológicas, su valor nutritivo al 100% es (cada 100g.) 91g de agua, 0,6 de proteínas, 0,2 de grasas, 7,6 de hidratos de carbono, 0,4 de fibra y 8 mg de vitamina C.

Esta fruta es muy popular en las comidas familiares ¡quién no ha probado una buena sandía de postre después de una buena paella! Todo un sabor casero y familiar que recuerdan los buenos veranos en España.

Escrito por Belen | 3 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Sandias | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta