Acelga

Hortaliza con unas hojas grandes, brillantes, onduladas y de color verde con nervaduras muy marcadas y tallo blanco.

La acelga es rica en hierro y vitamina A, así regulariza las funciones del estómago y del intestino grueso, combate el estreñimiento y las hemorroides, y tiene efectos curativos en las inflamaciones interiores y exteriores y en las enfermedades de la piel. También es rica en fibra y sales minerales y se utiliza mucho en regímenes de adelgazamiento.

En España, las principales zonas de producción son Murcia, Barcelona, ​​Málaga, Valencia, Madrid, Cádiz, Zaragoza.

La acelga es originaria de las zonas costeras de Europa. Los árabes fueron quienes iniciaron su cultivo sobre el 600 antes de Cristo.

Simplemente hervidas o cocidas al vapor, solas o con patatas, y ensaladas con un buen aceite de oliva, las acelgas son un plato sano, excelente en todos los sentidos y económico. También pueden ahogarse, una vez cocidas, con cebolla, ajo y perejil, todo bien picado, añadiendo una salsa espesa de tomate y dejando el conjunto un poco al fuego.

Escrito por Belen | 5 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , ,

Acelgas ecológicas

La acelga, tiene el inconveniente de ser de corta duración, por ello, cuando se cultiva de forma convencional, se usan para ella, plaguicidas, elementos químicos, pronta recogida, etc., toda una serie de sucesos productivos para acelerar su recolección.

Igualmente ocurre con su llegada al mercado, pues se ha de consumir en corto periodo de tiempo, por ello, los almacenes tienen una difícil tarea para su mantenimiento antes de llegar al consumidor.

Es muy baja en hidratos de carbono, contiene gran cantidad de agua, proteínas, vitaminas, fibra, sales minerales, grasas…al contener tanta agua, la hace un alimento pobre en generar energía.

Su recomendación de consumirla de modo ecológico, es por todo ello, para evitar el alto aditivo en productos químicos, plaguicidas, etc. que los agricultores se ven obligados a aplicarles para su buena venta en el mercado.

Es cultivada en el Mediterráneo, un clima templado, por lo tanto, la convierten en delicada. Los cambios bruscos de temperatura, la estropean tanto visual como internamente, causa por la que es tratada de forma activa.

Tiene un sabor muy insípido, por ello, se cocina y se acompaña de aliños. Para la cocina es también delicada, pues su hojas no pueden hervirse mucho tiempo, ya que son muy tiernas, sin embargo el resto necesita un poco más de cocción. Hay quien las hierve en dos veces y también hay quien para ahorrar su tiempo cocinándolas, las come crudas.

Al consumirla de forma ecológica, podemos nutrirnos más de sus elementos, pues la pronta recogida del cultivo convencional, la hace que no aporte totalmente lo necesario de su mata.

Escrito por Belen | 28 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y Dietas con Verduras | Etiquetas: , ,

Acelgas ecológicas

La acelga es una verdura de corta duración, de ahí, el motivo por el que se trata con demasiados productos químicos, aditivos y conservantes. Los agricultores que la explotan, abarcan todo lo que pueden para su larga duración y comercialización en el mercado.

Lo normal es consumirla dos o tres días después de recogerla, pero esto es imposible en los grandes almacenes, en donde se comercializa todo lo que se puede hasta el último momento.

Tiene un gran contenido en agua, baja en hidratos de carbono, proteínas, grasas… debido a su gran cantidad de agua, no resulta un alimento demasiado energético, pero sí que es muy rico en vitaminas, fibra y sales minerales.

El hecho o el motivo de consumirla de forma ecológica, es por ello, para evitar que los productos con los que son tratadas, sean mínimos, pues ya hemos dicho que son verduras con una vida muy corta después de su recolecta.

Requiere de un clima templado como es el Mediterráneo, pues le afecta mucho los cambios de clima brusco, es una planta muy delicada.

Su forma de comerla, es normalmente hervida acompañada o sola, siempre aliñada, pues tiene un insípido sabor.

Al hervirlas, debemos llevar cuidado con el tiempo de cocción, pues sus hojas son tan tiernas que se cuecen enseguida, mientras que el resto necesita un poco más. Hay personas que separan las pencas de las hojas y las hierven en dos partes, por separado.

Estos son determinadas costumbres, pues también hay quien las incorpora en su dieta de manera cruda en las ensaladas.

Escrito por Belen | 21 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , ,