Apio

Tallo jugoso, grueso, vacía, surcada y alargada. Se compone generalmente de una penca de 25 a 30 cm de altura, con forma cilíndrica y angulosa, recorrida longitudinalmente por un seco profundo. Del tallo salen numerosas hojas.

El apio, comido crudo, favorece la secreción de los jugos salivales y gástricos, facilitando así la digestión. Por su riqueza en calcio, esta hortaliza es beneficiosa para los huesos y los dientes, así como para la formación de la sangre y para eliminar ácido úrico. El apio también es uno de los mejores tónicos. Después de la cebolla, es la hortaliza que mejor remineraliza el organismo. Diurético y oxidante, es un gran tónico del cerebro y los nervios. Además, posee propiedades estimulantes, hace bajar la fiebre y libera los intestinos de los gases perjudiciales para la salud. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas. El jugo del apio es muy rico en vitaminas, especialmente B, C y E. También contiene sodio, potasio, cloro y otras sales minerales, por lo que resulta una bebida antiácida ideal y es uno de los cócteles para adelgazar más apreciados en Estados Unidos. Por su pobreza en hidratos de carbono es recomendable para los diabéticos y por su riqueza en vitaminas y fósforo es recomendable también para los reumáticos y artríticos.

En España se cultiva en Murcia, Barcelona, ​​Alicante, Cádiz, Valencia, Tarragona, Sevilla, Málaga.

El apio es originario de la Europa templada, desde Inglaterra hasta Asia Menor. Del apio se extrae una sal que remplaza la sal de cocina (cloruro sódico) y que se

El apio se puede comer crudo a condición de masticarlo con mucho cuidado. El apio cocido es más digestivo, ya que la cocción ablanda sus fibras de celulosa y las hace más asimilables, pero pierde sus vitaminas, que son solubles en agua.

Escrito por Belen | 5 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , ,

Salmonetes con cereales y azafrán

Ingredientes para 4 personas:

-4 salmonetes

-100 g de cereales (avena, trigo, arroz, sésamo y quínoa)

-huevos, harina, sal y pimienta

-germinado de garbanzos, flores

Para la salsa:

-200 ml de nata

-zumo de una naranja

-azafrán (hebras)

Para el tomate:

-1 kg de tomate rojo sin piel ni semillas

-sal, pimienta negra y tomillo

-piel de naranja

-aceite de oliva

Para el aire de azafrán:

-las espinas de los salmonetes

-hebras de azafrán

-puerro, zanahoria, apio y un manojo de hierbas

-1 l de agua mineral

-2 g de lecitina de soja

Preparación:

Para la salsa: dejar reducir el jugo de naranja al fuego. Añadir la nata y el azafrán y dejar a consistencia de salsa.

Para el tomate: confitar el tomate cortado en daditos y el resto de ingredientes a fuego lento con aceite y dejar que coja consistencia de puré.

Para el aire: haga un fumet con el agua, las espinas de los salmonetes y las verduras cortadas en trozos regulares. Cocer 30 min. Vaya retirando la espuma. Colarlo y añadirle unas hebras de azafrán. Separar a uno litro y añadir la lecitina. Remover con el túrmix hasta conseguir una salsa espumosa. Reservar. Pase los salmonetes por huevo y harina, salpimentar y cubrir con los cereales. Marque a la sartén, una vez cambien de color, taparlos y dejar que acaben la cocción. Reservar tapados.

Montaje: emplatar con la salsa y los salmonetes. Añadir el tomate, el aire, las flores y el germinado.

Escrito por Belen | 29 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras | Etiquetas: , , , , ,