Preparación y consumo de la uva

La uva se consume, sobre todo, en otoño. Esta fruta es muy conveniente para los niños y ancianos como suplemento alimentario, así como para los jóvenes y adultos que efectúan trabajos pesados. Cuando se quiera comer uva, lo primero que hay que hacer es lavarlo con cuidado con agua abundante para liberarlo de suciedades que pudiera tener así como de residuos de sulfatado a que se somete la planta. Hay gente que mastica el grano de uva sólo lo suficiente para tragar se el jugo, desaprovechando el resto. Esto es un error porque la piel contiene tanino, ácidos libres, materiales minerales, fermentos y celulosas muy útiles para el funcionamiento intestinal.

Las semillas son verdaderos concentrados de vid, siendo valioso su contenido en aceite, sales minerales y tanino. Por otro lado, se ha comprobado científicamente las excelentes propiedades del vino-obtenido a partir de la uva-, ya que cuando se toma sin exceso y en justa medida posee propiedades nutritivas tonificantes y, incluso, cardiovasculares. Otra aplicación de la uva es la elaboración de mosto o zumo de uva, que, a diferencia del vino, mantiene todas las propiedades naturales de la uva sin contener nada de alcohol. La uva también se puede consumir en forma de pasa, que se obtiene por desecación de los frutos de ciertas variedades y son muy utilizadas en dulces y pastelería.

Escrito por Belen | 12 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Uvas media estación y Uvas tempranas | Etiquetas: , , ,