Las frutas, fuente de vitamina C y agua

Sin duda alguna las frutas son por su variedad de colores y formas un alimento llamativo a la vista, por desgracia el consumo de estas ha sufrido una considerable mengua en la cantidad de ellas que comemos por persona, los cambios en la alimentación debido al estilo de vida que llevamos nos hacen ir hacia una alimentación más rápida pero a todas luces menos sanas y el consumo de frutas se ve en claro retroceso ante la comida basura, pero no podemos obviar los beneficios que aportan a nuestro organismo, vitaminas principalmente vitamina C, antioxidantes y todo tipo de nutrientes, además hidratan nuestro cuerpo, no aportan grasas excepto los aguacates y los cocos pero estos a su vez nos brindan aceites beneficiosos para nuestro organismo.

La vitamina C es la que más abunda en las frutas y es del todo necesaria para nuestro organismo ya que este no la sintetiza de por sí y hemos de suministrarla nosotros mismos mediante la ingesta de frutas tales como el kiwi las fresas las frambuesas y los cítricos estas frutas son las que mayor aporte de vitamina C nos proporcionan. La vitamina C debe reponerse por lo menos tres veces diarias, y puesto que no se acumula en el organismo y los sobrantes de dicha vitamina son expulsados mediante la orina.

El agua es el principal componente de las frutas y por cada  cien gramos consumidos un ochenta o noventa por cien de agua, es casi como beber agua lo cual nos aporta mucha hidratación, lo único que debe tenerse en cuenta en ciertas dietas su cantidad de azucares, pero quitando estos tipos de dietas y con el consejo del médico, no cabe dudas de que no tenemos excusas para no consumir tres pizas de fruta diarias.

Escrito por Belen | 3 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y General | Etiquetas: , , , , ,

Garantía de ecología

El cultivo de alimentos ecológicos, se extiende cada vez más, debido a la creciente información hacia los consumidores de la alimentación sana y equilibrada para conseguir una vida más duradera y saludable. Estos alimentos permiten el aporte de mayores nutrientes, tienen un porcentaje mucho mayor de vitaminas, minerales… que son los verdaderos encargados básicos de proteger y alimentar al organismo.

Este incremento de producción, se está convirtiendo en la competencia de calidad entre ella, por esto, el control de calidad, cada vez se hace más exigente por la Comunidad Europea. A partir del 14 de julio de 2005, una nueva ley, recogió los términos de biológico y orgánico, se destinaba solamente a esta clase de cultivos, elaborados con las condiciones adecuadas que a estos corresponden, ya que la demanda del mercado, hacía introducirse a los elaborados industrialmente dentro del mismo grupo.

El control de estos alimentos, es destinado hacia las Comunidades Autónomas, estas son las verdaderas responsables de verificación y certificación que garantiza a estos productos. Para comercializar estos alimentos, se ha de pertenecer al Comité de Agricultura Ecológica, el cual controla la compra y venta de estas transacciones.

La etiqueta que certifica a los alimentos está fijada con total garantía y seguridad de haber pasados los controles correspondientes de la Unión Europea. En estas etiquetas, hay un logotipo al lado del europeo, que diferencia a cada Comunidad Autónoma para garantizar su origen. Es el anagrama del visto bueno que asegura al consumidor toda la tranquilidad de lo que está consumiendo.

Escrito por Belen | 19 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y General | Etiquetas: , , , , ,

Razones ecológicas

La alimentación ecológica, es una alternativa cada vez más fuerte, pues los alimentos que normalmente nos ofrece el mercado, no resultan tan saludables como quisiéramos.

Los beneficios de los alimentos ecológicos nos aportan beneficios múltiples, pues está libres de hormonas, productos tóxicos, plaguicidas… todo aquello que se le puede aplicar a una cosecha, simplemente para comercializarla, pero que se contrarresta a los beneficios de quien la consume.

Los alimentos cultivados ecológicamente, se libran de todas estas sustancias añadidas, pues se elaboran en su crianza y cultivo de forma natural.

El ejemplo, lo tuvimos hace unos años con el caso de “las vacas locas”, este motivo de infección entre animales, tuvo su consecuencia, por alimentar a las vacas con carne de otras vacas, algo que les aportaba enfermedades a estas que a su vez se transmitían a los humanos después de su consumo.

Tanto los animales como las frutas y verduras, en el plano ecológico, se crían y producen de forma que no son manejados por granjas industriales. Los animales se alimentan en corrales y los frutos en huertas, tanto unos como otros, maduran y engordan por su propio natural, algo que también beneficia el medio ambiente, pues se utilizan menos recursos y contaminan mucho menos.

La ausencia de maquinaria para acelerar la recogida y producción, tampoco están presentes en esta forma de producción. El ahorro de energía que supone se estima alrededor del 70%.

El beneficio de productos ecológicos, nos aporta muchos más beneficios, aunque su coste económico les hacen ser menos accesible, pero poco a poco, la demanda del consumidor, los hacen más necesarios en el mercado.

Escrito por Belen | 22 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y General | Etiquetas: , ,

Ventajas de los productos ecológicos

Cada vez más, los consumidores, nos damos cuenta de la importancia de las frutas y verduras frescas,  pues nos aportan los nutrientes y vitaminas de una forma más segura. De eta forma de cultivar trata la agricultura ecológica.

El uso de elementos químicos y plaguicidas, ponen en riesgo nuestra salud. Estos productos se utilizan para proteger las cosechas y aumentarlas de forma desmesurada para su posterior comercialización.

Un ejemplo no muy lejano, fue el de “las vacas locas”. Estos casos son extremos, pero por ahí nos damos cuenta de las barbaridades abusivas que en ocasiones se convierten los productos.

Muchos productos se prohíben por su riesgo, pero otros iguales y peores los estamos consumiendo.

Esto toma ejemplo, el beneficio de los que producen y lo perjudicial para los que lo consumen.

Sobre los productos se ejercen esfuerzos sobrenaturales nada beneficiosos para estos, como el adelantamiento de la cosecha, el tratamiento del terreno para una mayor productividad, la utilización de venenos para eliminar la biodiversidad que les ataca…algo que altera la propia naturaleza. Todo esto influye también en los nutrientes necesarios que la planta debe adquirir y que cuando llega al mercado no tiene.

Estos factores, nos hacen pensar en los productos ecológicos, los cuales, contienen lo que una planta ha de llevar y tratada de forma natural, a su condición y desarrollo. Esta es una forma de cultivo que supone muchos más cuidados y su ausencia de maquinaria, la convierten en esmerada para el hombre, pero su contradicción, es que por ello también resulta más elevada de precio.

Escrito por Belen | 12 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Cultivos ecológicos

Se dice que los productos ecológicos son bastante más caros que los habituales del mercado, pero si lo analizamos detenidamente, podemos observar que no lo son tanto.

Nuestra salud, no entiende de economía ni de ahorro a la hora de alimentarse, simplemente nos lo demuestra a través del agradecimiento de la buena salud si esos alimentos los consumimos sanos y frescos.

Estos cultivos cada vez son más extensos y demandados, se van acercando más a las poblaciones, para poder conseguirlos, seguro que no tenemos ni idea que cerca de nuestra casa existe alguna huerta ecológica que nos podría servir.

Productos arrancados hace horas de la tierra o de los árboles no tienen comparación con los que en cualquier supermercado están expuestos desde hace unos días, sumándole desde cuando los recolectaron.

Hay que sumar que nos los podemos echar tranquilamente a la boca, pues no han sido tratados con productos químicos ni pesticidas.

Sin embargo, ante todo esto, hay que advertir que todo tiene su engaño, cuando compramos productos ecológicos, estos deben de llevar la correspondiente etiqueta que lo acredite, no le metan “gato por liebre” y esté pagando algo más caro por lo que no es.

Frutas y verduras ecológicas, están  cuidadas especialmente por la mano del agricultor, ha esperado el tiempo suficiente en su maduración, no tiene intermediarios, algo por lo que la gente piensa que deberían ser más económicas, pero no lo es por una razón muy lógica, el cariño, el amor que a estos cultivos se les da no los tienen los demás y eso se ha de pagar.

Escrito por Belen | 20 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Productos forzados

Cada vez más, los consumidores, nos damos cuenta de la importancia de consumir frutas y verduras frescas, algo que nos aporta verdaderamente los productos ecológicos.

Los alimentos que en su proceso de producción se le añaden plaguicidas y productos químicos, son considerados un gran riesgo para la salud. Esta transformación para la comercialización se convierte en algo muy perjudicial para nosotros a largo plazo.

Sin ir más lejos, tenemos ejemplos por todos conocidos como el  de “las vacas locas”. Estos casos son el extremo, los cuales, tienen que ser prohibidos, pero estamos consumiendo otros que tienen estas mismas características, aunque en menor medida. Es este un ejemplo del mayor beneficio al pero tratamiento que pagamos los consumidores.

Todo esto es como un esfuerzo sobrenatural que ejerce el hombre hacia los productos naturales, perjudicando a la naturaleza en su equilibrio ecológico y biológico.

Las plantas se modifican para su máxima producción, ignorando por completo las malas repercusiones tanto a la naturaleza como a ser humano.

Estos motivos dan paso a plantearse la necesidad de consumir alimentos ecológicos si realmente nos preocupa nuestra salud y de las que nos rodean, además de nuestro planeta.

Un alimento ecológico, puede estar en la tierra de cultivo, dos o tres meses, absorbiendo los nutrientes necesarios de su planta, mientras que la tradicional, no llega ni a 50 días como puede ser el caso de una lechuga, un alimento muy cotidiano para cualquier hogar, esta logra sus cortos días en la tierra porque es tratada por nitratos y hormonas vegetales.

Escrito por Belen | 24 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Ecológicas y General y Lechugas | Etiquetas: , , ,

Comparando

Hoy no vamos a hablar de ninguna fruta, verdura, u hortaliza en particular. Me he despertado esta mañana dispuesto a tirar por la borda ese mito de que las frutas y verduras ecológicas son tremendamente más caras que las que son cultivadas con fungicidas y pesticidas.

Me ha llevado un trabajo arduo y complicado, pero he llegado a la conclusión que sí, que son más caras, pero no tanto como se cree.

Como primer medida tenemos que tener en cuenta que la salud no tiene precio, ni entiende de ahorro, y nuestro cuerpo agradece la ingesta de productos sanos y frescos. También es importante aclarar que las frutas y verduras ecológicas están dispersas por todo el territorio español, y seguramente en su provincia, cerca de su ciudad o pueblo, existe una granja ecológica. La mayoría de estas empresas no cobran un plus por llevarle el pedido a la puerta de su casa, siempre que la distancia no sea muy grande, si usted vive en Vigo, ¡no las pida a una granja de Girona!

Ahora toca comparar precios. He tomado como referencia los precios de unos grandes almacenes, que siempre es más barato que la frutería del barrio, pero la calidad es bastante inferior, y por el otro lado los precios de una empresa dedicada a la venta de frutas y verduras ecológicas con base en Murcia. Esta página web nos ofrece una caja ecológica con 3 kilos de patatas y 2 kilos de cebollas, por 8 euros, con el envío incluido. Mientras que en los grandes almacenes, una patata de calidad media nos sale a 2,10 el kilo, y medio kilo de cebolla a 1,80. Haciendo cuentas, podemos ver que el mismo producto en Carrefour, ¡nos va a salir por 13,50! ¿Sorprendente no? Súmele la gasolina del coche también. Otro producto más complicado de cultivar ecológicamente como el calabacín, una pieza de 1 kilo nos la ofrecen por 2, 50 euros, y en los grandes almacenes una bandeja de calabacín de 1 kilo, está a 1,90, no es tanta diferencia.

Ahora lo invito a usted a que haga este mismo ejercicio, ¡y se sorprenderá gratamente!

Daucus carota

He de reconocer que la hortaliza de la cual vamos a hablar nunca fue de mi agrado, especialmente en mi niñez. Pero desde hace unos años atrás, cuando me la sirvieron escondida en una ensalada ecológica, me enamore de ella. Les estoy hablando de la Daucus carota, o en cristiano, la zanahoria, con h intercalada.

Esta hortaliza tal como la conocemos nosotros, es la raíz de una planta bienal que crece en primavera y verano. Es uno de los vegetales con mayores complicaciones para su cosecha de forma ecológica, ya que suele sufrir mucho del ataque de enfermedades bacterianas, o enfermedades del tipo fungosas. Pero vale la pena el esfuerzo, debido a que es un excelente alimento desde lo nutricional, aportando muchísimas vitaminas y minerales. Su color naranja se debe principalmente a la presencia de carotenos, un antioxidante que una vez ingerido se convierte en vitamina A. Cuando cualquiera de nosotros tiene un bajo porcentaje de esta vitamina en nuestro organismo, dificulta la visión, ya que el nervio óptico se nutre de esta vitamina, y es por esta razón que la zanahoria es muy recomendada para las personas con problemas de visibilidad.

También nos aporta melanina, el pigmento que nos da  color a nuestra piel, protegiéndonos de las radiaciones nocivas a la que muchas veces, especialmente en verano,  nos exponemos.

Un dato histórico e interesante, es que antiguamente, la zanahoria se cultivaba por su planta y no por su raíz. Se utilizaban las hojas y semillas como aromatizantes naturales, y se despreciaba la raíz, lo que hoy por hoy conocemos como zanahoria. Lo mismo pasaba, y aún sigue pasando, con otros integrantes de la familia de las hortalizas, como el perejil, hinojo, comino y eneldo.

Fuente: a fuego lento

Escrito por Belen | 29 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y General | Etiquetas: , ,

Evitemos el congelador

La fruta ecológica es un fenómeno que está surgiendo con mucha fuerza. Podemos decir que se está volviendo a las raíces, nunca mejor dicho. Es recordar a la abuela, a su huerta, al trabajo que todos los días de su vida realizaron nuestros mayores, cuidando y mimando los alimentos de cosecha propia.

Es una oportunidad inmejorable para cambiar y mejorar nuestros hábitos alimenticios. ¿Usted sabe lo mal que comemos hoy en día? La facilidad, la practicidad, y la falta de tiempo, es quien rige hoy por hoy en nuestras cocinas. Está claro que si usted llega tarde a casa después de una jornada laboral, no le apetece ponerse a cocinar una cena elaborada. Es más cómodo quitarle la tapa a esa lasaña congelada, girar la ruedita del micro hasta los 3 minutos, girar la otra ruedita al defrost, y sentarse a cenar esa mezcla de carne picada, con algo que se parece a la verdura en tan solo el color, y un par de litros de bechamel por la parte de arriba.

No la culpo, porque todos lo hacemos o lo hemos hecho alguna vez. Pero la invito a que haga una prueba, aunque sea una sola vez, yo lo hice anoche y me sorprendí a mí mismo.

Solo necesita 2 minutos libres para comprar una cesta de fruta y verdura por internet. Intente buscar que la tienda o huerta que se la ofrezca sea lo más cerca posible de su casa. Para ahorrar en tiempo y dinero. No tiene que moverse para nada, con solo un clic se la llevan a casa.

Una cesta de 6 kilos de frutas y verduras ecológicas variadas, ronda los 20 euros, transporte e impuestos incluidos. Mujer, ¡6 kilos son mucha fruta y verdura!

Al llegar a casa no vaya al congelador, evítelo. Quítese la ropa del trabajo, póngase cómoda, relájese, y ponga el cronometro en marcha, empieza el desafió.

Estamos en temporada de patatas, berenjenas, y calabacines. Hoy cenamos ensalada ecológica. Lo primero que debe hacer es lavar todo, ya que no traen productos químicos como las frutas que se venden por ahí, pero si tienen tierra, algo normal en la patata ya que es un tubérculo.

La fuente de energía para nuestro cuerpo, son los hidratos de carbono, es como la gasolina para nuestro organismo. La patata es el alimento que más hidratos posee, y si es ecológica mejor aún, ya que no tiene ningún elemento químico que anule las propiedades que la naturaleza le ha brindado a este alimento. Entre lavar y pelar las patatas, hervirlas (junto a las berenjenas), luego cortarlas y servirlas, nos ha llevado menos de 20 minutos. Yo le agregaré lechuga, tomate, maíz, y unas judías.

A eso le sumamos el placer de comer algo que nosotros mismos elaboramos, y les puedo asegurar que me fui a la cama feliz, contento, y con mi cuerpo agradeciéndome tanto cuidado. Ah!! ¡Se me olvidaba el postre! ¡Un melocotón, al natural, que también están de temporada!

Escrito por Belen | 25 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,