Higo chumbo

Fruta del tamaño de un huevo de oca. Hay manipularlas con mucho cuidado debido a los grupos de minúsculas espinas que tienen en la piel. Dependiendo de la variedad, pueden ser redondas o alargadas y verdes, amarillas o anaranjadas por dentro. Diminutos pelos las cubren exteriormente. La pulpa es granulada, dulce y ácida a la vez, jugosa y refrescante, con una consistencia gelatinosa salpicada de pequeñas semillas. Aroma similar a la pera y el melón

El higo chumbo tiene niveles aceptables de potasio, magnesio y vitamina C. Es muy útil para los enfermos de vías urinarias, aunque tiñe de rojo la orina.

Actualmente, se ha extendido por toda América y África, habiéndose asilvestrado también por toda la zona del Mediterráneo.

El higo chumbo es originaria de América tropical, se cree que de la zona de México y sur de Estados Unidos, donde las cosechas son todavía importantes.

El fruto se consume fundamentalmente en fresco, aunque también como fruto seco, en zumos y para alcohol.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Higos | Etiquetas: , ,

Higo

Fruta redonda, ovalada o en forma de pera, según la variedad de que se trate. Su piel madura puede adoptar una tonalidad verde o amarilla pálida, o entre rojo oscuro y morado. La pulpa tiene un tono variable, entre rosa pálido y púrpura. Puede no tener casi ninguna semilla o por el contrario, acoger a más de 1.600. Su piel es comestible, pero se acostumbra a comer la fruta pelada.

Los higos contienen calcio, fósforo, hierro y vitaminas A, B1, B2 y C. También tienen propiedades laxantes y diuréticas y un agente anticancerígeno. Los higos secos se utilizan como remedio contra el estreñimiento. Asimismo, por su cantidad de pectina, son una fibra que favorece la disminución del colesterol.

Los principales productores de higos son los países de la cuenca mediterránea, aunque también se ha extendido su cultivo por los Estados Unidos, Australia, Sudamérica y toda Asia.

El origen de la higuera es difícil de determinar, ya que es un fruto que se cultiva desde muy antiguo-existe la tradición que fue el primer árbol cultivado por el hombre. Algunos autores afirman que procede de Asia occidental y otros sitúan su origen en Arabia. Sea como sea, la higuera es, junto con el olivo, el árbol frutal más típico de la cuenca mediterránea. Los higos no se deben lavar directamente con agua (su piel se moja muy rápidamente), sino que se debe hacer con un paño ligeramente húmedo. El látex que surge de la fractura de sus partes aéreas es irritante y capaz de fermentar la leche.

El higo se consume indistintamente fresca o seca, conservando en ambos casos su extraordinaria dulzura. Los higos secos se utilizan en repostería para elaborar panes (el “panfigol”), pastas y otros dulces. También sirven para elaborar helados, confituras, mermeladas o macedonias.

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Frutas y Higos | Etiquetas: ,

Orejones, la fruta secada

Tradicionales de nuestros postres, donde formaban parte de los alrededor de Navidad o de los frutos secos, después decantada hacia los frutos secos, con la excepción de la pasa y el higo seco, pueden ser de albaricoque (medias frutas deshuesadas) o de melocotón (pulpa cortada en espiral).

Las primeras, secadas tradicionalmente al sol, conservan el gusto, el color y el toque ligeramente ácido del albaricoque. Justamente lo que las hace imprescindibles para los guisos o los asados ​​de carnes blancas, como las aves o el cerdo.

El hecho de estar conservadas no quiere decir que sean inmortales. Podemos retrasar el declive teniéndolas tapadas en un bote hermético, nunca en bolsa de plástico, para que no pierdan humedad excesiva ni endurezcan.

Precio: 25 € / kg

Escrito por Belen | 5 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Albaricoques y Higos y Uvas media estación y Uvas tempranas | Etiquetas: , , , , ,

Higos, energéticos y muy saludables

Con el otoño llegan más de 600 variedades de higos: verdes, moradas o negras, bajo la piel siempre se esconde un fruto tierno y dulce lleno de sabor, energía y beneficios espectaculares.

La temporada de higos coincide con los primeros signos del otoño, una estación que desde el principio se llena con los colores y el olor dulce de esta fruta tan apreciada por todos. Muy mediterráneas, los higos destacan, sobre todo, por el sabor meloso, propiedades y por la gran tradición que se esconde detrás. Ya en la Grecia Clásica eran consideradas una comida exquisita y un remedio natural excelente: en aquel tiempo el higo era conocida como “la fruta de los filósofos”, porque era la preferida de Platón, Galeno siempre recomendaba tomar higos a los atletas para rendir al máximo, y Hipócrates las utilizaba para tratar resfriados y estados febriles. Y mientras que para los romanos los higos eran la mejor manera de poner el punto final a un gran banquete, los bereberes las consideraban un símbolo de fecundidad y resurrección.

Más de dos mil años después, las propiedades de los higos siguen vigentes y se tratan de aprovechar al máximo, ya que, al ser una fruta muy delicada, la temporada es muy corta. Incluso en el frigorífico, sólo se conservan durante dos o tres días, por eso hay que saber elegir muy bien y saber que, al contrario de lo que sucede con el resto de frutas, las grietas y las arrugas de la piel indican el estado óptimo de maduración.

UN PLUS DE ENERGÍA Y SALUD

Los higos frescos contienen grandes cantidades de agua (80%) y son muy ricas en hidratos de carbono (12%) como la fructosa, glucosa y sacarosa, dos características que las convierten en un alimento muy energético ideal para los deportistas, para aquellos que realicen actividades físicas o intelectuales intensas, para niños y adolescentes y, muy especialmente, para las mujeres embarazadas. Como también destacan por el alto contenido en fibra, son muy adecuadas para regular el tránsito intestinal y depurar el organismo.

Las vitaminas y minerales son los puntos fuertes de los higos. La provitamina A predomina de forma muy notable. Con una importante acción antioxidante, esta vitamina se va transformando en vitamina A según las necesidades del cuerpo y actúa directamente sobre la buena salud de la vista y la piel. Sumada a la vitamina C, también es un muy buen remedio para reforzar el sistema inmunológico. La B1 y B2 en complementan el cóctel vitamínico, reforzando los procesos metabólicos y celulares, garantizando la producción de energía y mejorando las capacidades mentales. En cuanto a los minerales, el calcio, el potasio y el magnesio son los más valiosos. El calcio de los higos tiene características muy similares al de la leche, el potasio interviene de manera muy activa en la transmisión y generación del impulso nervioso, y el magnesio está directamente relacionado con el buen funcionamiento intestinal, muscular y nervioso, es esencial para huesos y dientes, y tiene un suave efecto laxante.

La cradina, un fermento digestivo muy importante en la composición de los higos, las convierte en un excelente remedio para una buena digestión. Las infusiones de higos, además, tienen muchas cualidades expectorantes, por lo que son muy recomendables para mejorar los síntomas de los resfriados.

Con todas estas propiedades nutricionales los higos se consideran ideales para contribuir a reducir el agotamiento físico y mental e incrementar el rendimiento. Estimulan también la capacidad de concentración y mejoran el estado de ánimo al regular el sistema nervioso.

Escrito por Belen | 27 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Higos | Etiquetas: , , ,

El higochumbo

Los higochumbos son unas frutas muy características que algunas veces, cuando paseamos por el campo, nos hemos atrevido a coger y hemos salidos escarmentados por la cantidad de espinas que contienen. Esta planta contiene muchos aportes medicinales y es muy utilizada para prevenir enfermedades. Su origen es México, donde tiene un sentido muy especial, pues significa el principio del asentamiento de su civilización. Su nombre real es nopal y sus propiedades medicinales ayudan a combatir enfermedades como la resaca, ya que alivia las náuseas. Como antibiótico natural está muy indicado, pues detiene el desarrollo de especies de bacterias, por lo tanto beneficia a herida e infecciones en su curación, simplemente con abrir una de sus hojas y colocarla sobre las heridas durante unas horas, se aprecia una gran mejoría. Su consumo purifica venas y arterias, impidiendo que se depositen grasas, evitando así el aumento del colesterol. Produce una capa protectora en el estómago que evita la acidez. Su contenido en fibras solubles e insolubles ayuda a absorber el agua y facilitar el paso de los alimentos, regulando así el intestino. Sus propiedades hacen incrementar la insulina, algo ideal para los diabéticos. Su contenido en fibra, ayuda a los movimientos intestinales, aliviando así el estreñimiento y a su vez las hemorroides. Sus frutos son muy adecuados para los riñones, pues aumenta el flujo de los riñones y  evita a su vez las inflamaciones de la vejiga. Su alto contenido en fibra ayuda a retardar la absorción de los nutrientes, por lo que facilita su eliminación, a la vez que genera sensación de saciedad, algo ideal para las dietas de pérdida de peso.

Todas estas propiedades la convierten en una planta de propiedades inigualables, la cual, nos ayuda en infinidad de casos a llevar una vida sana y natural.

Escrito por Belen | 27 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Higos | Etiquetas: ,

Brevas para deportistas

¿Conoces la Breva? ¿Sabes de qué fruto hablamos? ¿Conoces su sabor o de donde proviene? Yo hasta hace poco tiempo no lo sabía, pero ahora lo sé y me he enamorado de su sabor y su textura.

Hablamos de una fruta muy parecida al higo, de hecho las dos nacen de la higuera.

La breva es el resultado de la primera cosecha de la higuera, entre los meses de Junio y Julio, y en la segunda cosecha es cuando se obtienen los higos. En algunos años la primera cosecha no se llega a dar, pero la segunda siempre resulta. Podemos decir que hay temporadas en las que tenemos higos, pero no brevas, dependiendo de las lluvias.

Las diferencias son que las brevas son de mayor tamaño que los higos, tienen un sabor parecido, pero las brevas son menos dulces que los higos. Tienen forma de peras, y dependiendo las variedades pueden ser de color blanco, amarillento, azuladas y hasta negras.

Su valor nutricional es muy alto. Posee un alto porcentaje de agua e hidratos de carbono en forma de glucosa, fructosa y sacarosa. También es muy rica en potasio, magnesio y calcio. La vitamina C también está presente en forma de antioxidante.

Con estas características es claramente una fruta recomendada a los deportistas luego de una actividad física intensa. La historia nos cuenta que en la cultura griega, Galeno ya lo recomendaba a todos los participantes en los Juegos Olímpicos.

Es una fruta que ya la utilizaban los faraones en la cuenca mediterránea. Otro admirador de las brevas era Platón.

Por ultimo unos breves consejos de cómo elegir las brevas buenas en la verdulería. Si usted ve que están arrugadas y con pequeñas aberturas en su piel, es que están en el momento justo de maduración.

Fuente: infoagro

Escrito por Belen | 11 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Higos | Etiquetas: , ,