Mandarina ecológica

La mandarina es la fruta preferida de muchos niños por su facilidad de pelar y… ¡qué mejor que aprovechar para dársela a comer ecológica!

Darle la fruta ecológica a un niño, es darle la fruta con todas sus características y propiedades exactas, con sus verdaderos y suficientes nutrientes, los cuales, se consiguen por permanecer el tiempo justo en su árbol y no ser adelantada su cosecha, algo que acusan los frutos, pues no pueden absorber todos los nutrientes verdaderos que les aporta su planta.

A parte de esta característica tan importante que nos alimenta a todos, está el aporte medioambiental que esta forma de cultivo supone, pues no es tratado por plaguicidas ni productos químicos, respetando así el medio ambiente y la diversidad biológica. Las sustancias químicas que se le aplica a la cosecha para que esta no pierda en cantidad a la hora de ser recogida, es embebida por el fruto a través de su piel y por mucho que se lave, las sustancias tóxicas todavía permanecen en él.

La mandarina, en este caso, nos sirve de gran cantidad en vitamina C, un aporte que podemos conseguir al 100% si la consumimos de forma ecológica. La gran cantidad que de esta vitamina tiene, la convierten en una fruta inmunológica contra para los resfriados y gripe, sirve de gran estimulación para la formación de anticuerpos. Su gran cantidad de potasio, la hace ideal para los deportistas, pues ayuda a recuperar rápidamente los minerales y líquidos perdidos durante los grandes esfuerzos competitivos.

Escrito por Belen | 7 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Mandarinas | Etiquetas: , ,

La fruta de los Mandarines

La mandarina es mi fruta preferida, y lo es desde mi infancia. Y no es casualidad, porque aun a día de hoy, sigue siendo la fruta elegida por los más pequeños de la casa.

Su sabor dulce, fresco y su facilidad a la hora de quitarle la piel o cascara, la convierten en la preferida por los peques.

Recuerdo esos árboles repletos de mandarinas en el fondo de mi casa, el aroma fuerte y agradable que era una invitación irresistible a coger más de una, para luego salir corriendo a esconderte a comerlas para que no te vieran.

Como la mayoría de los cítricos proviene de Asia, específicamente de las zonas tropicales de este continente. Su nombre se debe a la vestimenta que utilizaban los mandarines, guerreros de la Antigua China, que consistían en unas túnicas de color naranja fuerte. En algunas zonas América se le conoce también como ‘naranja china’.

Este fruto llega a Europa en el siglo 14 aproximadamente.

No son muchos los productores de mandarinas en la actualidad, los más importantes son Argelia, Israel, Japón, Argentina, Colombia y Uruguay.

En nuestro país, Valencia acapara la casi totalidad de su producción.

Como todo cítrico posee unas innumerables propiedades beneficiosas para la salud, teniendo claro que estos beneficiosos se duplican si consumimos mandarinas cosechadas ecológicamente.

El aporte de vitamina C que nos brinda esta fruta es enorme. Es bueno recordar que esta vitamina estimula la formación de anticuerpos, el mejor método para evitar resfríos, y gripes.

Muy recomendable su inclusión en las dietas de los deportistas, ya que contiene mucho potasio, lo que ayuda a recuperar rápidamente los minerales y líquidos perdidos en la competición. Su jugo se puede mezclar con agua y un poco de azúcar, haciendo la función de bebida isotónica, con el mismo propósito regenerativo.

La mandarina ecológica es una fruta muy dulce, pero sin embargo no tiene mucha concentración de azúcar, lo que la convierte en un cítrico de bajas calorías.

Para llevar a la playa este verano, o para el picnic en el parque, la mejor fruta es la mandarina, por su frescura, y por lo cómodo que resulta comerla.

Mucho cuidado con las pepitas, que mi abuela decía que si te comías una, ¡te crecía un ‘mandarinero’ en la panza!

Fuente: consumer

Escrito por Belen | 1 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Mandarinas | Etiquetas: , , ,

Mandarinas ecológicas

Las mandarinas ecológicas, como todos los frutos cítricos, tienen un alto contenido en vitamina C, y mucho más siendo un fruto ecológico, ya que se saca mayor rendimiento a la fruta y a sus propiedades beneficiosas para la salud de los consumidores dentro de las propiedades de la mandarina ecológica.

Podemos encontrar, además de su vitamina C, un gran número de minerales y sales beneficiosas para el consumo humano, ya que las mandarinas convencionales son tratadas con productos como el ortophenyphenol o el thiabendazol que se utilizan para darles aspectos brillantes pero son simplemente aditamentos para la mejor venta de este producto y no benefician en nada a la salud de los consumidores.

En el cultivo ecológico tampoco son utilizados los fungicidas ni disolventes como el while spirit derivados del petróleo productos que no se pueden eliminar de ninguna manera, debido a que han penetrado en los poros de la cascara , llegando hasta la pulpa y el zumo de la mandarina, la mandarina ecológica además de tener un sabor agradable en su consumo también es muy beneficiosa para la hipertensión, el colesterol, la gota, la litiasis renal, el ácido úrico, el estreñimiento, la diabetes, la anemia , la espina bífida, los lipomas, los antioxidantes y el exceso de peso.

Todas estas dolencias pueden ser paleadas con un consumo continuado de mandarina especialmente de la mandarina ecológica ya que como hemos visto es muy beneficiosa para un sin número de enfermedades y revitaliza el cuerpo hacia una vida más sana y sin todas estas dolencias que son evitables gracias a esta fruta.

Fuente: para saber

Escrito por Belen | 21 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Mandarinas | Etiquetas: ,