Pera

Teniendo en cuenta que hay miles de variedades de esta fruta que se cultivan en todo el mundo, la descripción debe ser generalista. Así, podemos decir que la mayoría de las peras tienen una forma muy parecida a la de una bombilla. El color de la piel que predomina es el verde, pero también puede ser amarillo, marrón o rojo y el de la pulpa es el blanco. El calibre de la pera oscila entre los 35 y los 70 mm.

La pera contiene un 53% de sales minerales alcalinas y un 47% de sales ácidas. Las principales vitaminas de esta fruta son: A, C, B1, B2 y PP. Por su alto contenido en hierro, el consumo de la pera es bueno para la formación de glóbulos rojos y es recomendada en casos de anemia y problemas cardiovasculares. El contenido en pectina de su pulpa es muy eficaz para el aparato digestivo, ya que aligera la pesadez de estómago y ayuda en las digestiones. Además, la pectina también regula el tránsito intestinal y reduce el nivel de colesterol de la sangre. Asimismo, la celulosa que contiene esta fruta actúa como laxante.

Hoy en día, es un frutal común a todas las zonas templadas del planeta. Los principales países productores de pera son Italia, Estados Unidos, España (Lleida, Zaragoza, Huesca, Badajoz, Alicante, La Rioja, Valencia, Murcia, Castellón), Japón, Turquía, Alemania, Francia, Argentina y Sudáfrica.

Se cree que la pera común es una forma cultivada de alguna especie silvestre, aunque lo cierto es que en Europa Central todavía se puede encontrar en estado silvestre. Los romanos extendieron su cultivo por todo su imperio, y después del descubrimiento de América fueron los ingleses y franceses quienes introdujeron a Norteamérica.

Las peras las puede consumir cualquier persona, a excepción de aquellas que tengan acidez gástrica. La forma más agradable y conveniente es consumirla al natural, ya que así conserva todas sus propiedades. Asimismo, puede consumirse cocida, en mermeladas o compotas y mezclada con harina en forma de pastel. También se suele tomar en almíbar, el vino o asada al horno, así como de guarnición acompañando numerosos platos. La pera es muy recomendable para todas las personas artríticas y reumáticas.

Escrito por Belen | 1 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Peras | Etiquetas: ,

Vasito de mousse de foie con pera caramelizada y jalea de vino tinto

Ingredientes para 4 personas:

-50 ml de vino

-1/4 (0,5 g) de hoja de gelatina

-4 flores de romero

Para la mousse de foie:

-100 g de terrina de foie

-40 cl de leche

-60 ml de nata líquida

Para la pera caramelizada:

-1 pera

-1 cucharada de azúcar

-1 cucharada de mantequilla

-1 cucharada de licor de pera (opcional)

Preparación:

Para la pera caramelizada: pelar la pera y quitar las semillas; cortarla en dados de 0,5 x 0,5 cm. Haga caramelo en seco, una vez se funde el azúcar, dejar que tome color. Añadir la mantequilla y los dados de pera, hasta que queden caramelizadas, y añadir el licor de pera (opcional). Colar para que no quede jugo. Poner en el fondo del vasito.

Para la mousse de foie: calentar la leche en la Termomix, hasta que hierva. Añadir el foie, a trozos, deje que se triture bien, colar con un colador chino y dejar enfriar un poco, para poderlo mezclar con la nata, semimontada. Verter la mezcla dentro del pocillo, donde previamente habremos puesto las peras caramelizadas. (Si no dispone de Termomix se puede utilizar el túrmix con la leche calentada). A continuación, haga calentar el vino y añadir la gelatina remojada. Dejar enfriar un poco y poner el foie encima. Decorar con una flor de romero.

Escrito por Belen | 26 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Peras y Recetas con Frutas | Etiquetas: , ,

Peras ecológicas

Las peras consumidas ecológicamente, suponen un gran aporte de nutrientes en nuestro organismo.

Rica en vitamina B1, B2 y Niacina, las cuales, regulan el sistema nervioso y aparato digestivo, fortalece el corazón, la piel y el cabello.

Las vitaminas A y C son otro gran aporte, a parte de los minerales de calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre y potasio.

Casi todas las frutas son bajas en calorías, sin embargo, la pera es casi la que menos tiene. Su porcentaje es 53 calorías por cada 100 gramos.

Su piel, se puede comer, solamente si es ecológica, pues aporta una gran cantidad de fibra. De ahí su gran recomendación de consumirlas de manera más natural, sin pesticidas ni productos químicos, con un cuidado especial para no ser manipuladas y que absorban los nutrientes necesarios del árbol. Al ser consumidas de esta forma, las podemos comer simplemente lavándolas, sin pelarlas, con todo su gusto natural.

Su peso es equivalente a la gran cantidad de agua que posee, lo que la convierte en veraniega y fresquita para el verano, muy apetecible para los niños y mayores.

Con ella, se elaboran dulces y mermeladas muy sanas y recomendadas. Una buena receta, de aquellas que hacían nuestras abuelas consiste en escoger un kilo de peras  (siempre ecológicas para no prescindir de la piel). En un kilo de azúcar, exprimimos un limón. Todo junto (azúcar, peras y el zumo de limón) lo ponemos a hervir removiendo constantemente. De esta forma, las peras, expulsan todo su líquido y se va condensando con el azúcar y el limón hasta llegar a una pasta parecida a la miel, con el color del caramelo. Y… ¡listo para comer!

Escrito por Belen | 15 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Peras | Etiquetas: , ,