Tártaro de gamba con gelatina de tomate salada

Ingredientes para 4 personas:

-4 palitos de pan crujientes

-50 g de rúcula

-sal de cristales

-aceite de oliva virgen extra

Para el tártaro:

-500 g de gamba roja

-1 cucharadita de pimienta verde

-2 cucharadas de perejil picado

-2 anchoas

-50 ml de aceite de oliva virgen extra

-sal

Para la gelatina:

-250 ml de zumo de tomate

-sal

-4 hojas de gelatina neutra (8 g)

Preparación:

Para el tártaro: pelar las gambas, retirar el filamento rojizo y trinchar las colas con el cuchillo. El bote de la batidora, poner el pimiento verde, el perejil, las anchoas, aceite de oliva y sal. Trinchar y mezclar con las gambas. Poner 1 ha la nevera para que coja consistencia.

Para la gelatina: remojar las hojas de gelatina en agua fría y poner a calentar el jugo de tomate con sal. Mezclar y poner a enfriar en un molde. Una vez frío cortar a dados irregulares. Servir el tártaro con la rúcula, un palito de pan crujiente, la gelatina, un chorrito de aceite y unos cuantos cristalitos de sal.

Escrito por Belen | 24 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con Verduras y Tomates | Etiquetas: , , ,

El tártaro original se prepara con carne de buey cruda

Más allá de las precisiones y debates sobre el origen del bistec tártaro, ahora que Semana Santa ya ha quedado atrás y las viejas costumbres de no comer carne se han alejado, os facilitamos cuatro consejos para que podáis disfrutar en casa sin envidiar el plato estrella del restaurante Le Jules Verne de la Torre Eiffel.

Higiene por encima de todo: es la premisa más importante a la hora de elaborar este plato. La carne cruda es muy sensible a las bacterias y es necesario que todos los instrumentos que se utilizan estén bien limpios. En este sentido, se recomienda no utilizar una tabla de madera para picar la carne.

No romper la cadena del frío: el producto principal del plato, sea carne o pescado, tiene que ir del mercado en la nevera de casa hasta el el último momento.

Tradicionalmente el tártaro es un plato de carne cruda de buey, pero últimamente también se hacen de otros alimentos, como salmón, atún o pescado blanco.

Un plato frío: el tártaro es un plato que se sirve frío y que el comensal debe notar frío en la boca. Se recomienda tener el plato con el que se servirá en la nevera hasta el momento de emplatar y ponerlo en la mesa, o bien servirlo con hielo picado abajo.

El corte: la carne o el pescado no se hacen picar en la parada, se cortan con un cuchillo en brunoise, en dados pequeños. Para que sea más sencillo, se puede congelar durante 30 minutos antes de elaborarlo.

Los condimentos: no hay que ser excesivo, porque el valor del plato es la carne. De entrada hay que salpimentar y luego se le añaden pepinos encurtidos, perejil, alcaparras y cebolla picados, un poco de mostaza y un poco de Tabasco o salsa inglesa. Se corona con una yema de huevo y se acompaña con unas tostadas. Hay quien también le añade anchoa y brandi o vino.

Escrito por Belen | 17 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Cebollas y Cebolletas y Dietas con Verduras | Etiquetas: , , , , ,