Brocheta de cerdo ibérico con reducción de whisky

Ingredientes para 4 personas:

Para la brocheta:

-8 brochetas de madera

-2 cebolla tierna prima

-1 pimiento verde

-200 g de cerdo ibérico cortado a dados

-sal

-pimienta negra

Para la reducción:

-200 g de azúcar

-medio botella de whisky de Malta

-cebollino picado

-sal Maldon

Preparación:

Para la brocheta: cortar la cebolla y el pimiento en trocitos. Montar las brochetas intercalando cebolla, pimiento y cerdo. Salpimentar y poner a cocer a la plancha.

Para la reducción: mezclar el whisky y el azúcar. Poner a cocer hasta que tenga textura de jarabe.

Montaje: colocar las brochetas en un plato, unos hilos de reducción, un poco de cebollino picado y un poco de sal Maldon.

Escrito por Belen | 15 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Cebollas y Dietas con Verduras y Pimientos Verdes | Etiquetas: , , ,

Solomillo de buey con patatas y pimientos del ‘piquillo’

Ingredientes para 4 personas:

-600 g de solomillo de buey

-500 g de patatas del bufet

-10 pimientos del piquillo

-80 g de queso

-Torta del Casar

-500 g de lechuga hierba helada (ficoide glaciale)

-aceite de oliva virgen y sal

-ajo y laurel

-un chorro de cerveza

Preparación:

Cortar el solomillo de buey en dados de 5 cm. Pelar las patatas, cortarlas de la misma manera y hervirlas con agua, laurel y un chorro de cerveza vigilando que no se rompan. Cuando estén blandas, escurrirlas pero reservando el agua de la cocción. Deje la torta del Casar a temperatura ambiente. Cortar en tiras los pimientos y saltearlos en una sartén con un ajo laminado y aceite de oliva ya fuego lento, dando vueltas y añadiendo un poco de su propia agua poco a poco como si se tratara de un pilpil. Freír las patatas y dorar la carne. Servir con la salsa de los pimientos ligados, la torta del Casar y la hierba helada para refrescar el plato.

Escrito por Belen | 11 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Patatas y Pimientos Verdes | Etiquetas: , , , , ,

Pimientos ecológicos

Cultivar pimientos es muy complicado, hay que tener cierta experiencia para ir consiguiendo poco a poco un buen cultivo. Naturalmente, estamos refiriéndonos al cultivo ecológico.

La plantación está condicionada al tamaño de la planta y a la variedad que se ha de cultivar. Se dejan separaciones de casi un metro.

El tallo de este fruto es de crecimiento limitado, por ello a las dos semanas de su plantación, se realiza el aporcado que consiste en cubrir con tierra toda la parte del tronco, consiguiendo así reforzar la base. Esta planta ve creciendo en ramificaciones hasta terminar su ciclo.

El cultivo ecológico de esta planta, nos hace beneficiarnos de poder conseguir sus perfectos nutrientes, ya que cuando se cultiva de forma convencional, el cultivo se comercializa de tal forma que los agricultores adelantan su recogida, aplican productos químicos, insecticidas para no correr riesgos en las plagas, etc., etc., algo que a la larga no beneficia en nada ni a los consumidores ni al medio ambiente.

Cuando un pimiento ecológico es recogido, cuando se ha de recoger, en su tiempo adecuado de maduración y consumo, nos aporta una gran variedad de vitamina C. Este producto es una gran fuente de carotenos con propiedades antioxidantes. Contiene igualmente las vitaminas del grupo B (B6, B3, B1 Y B2), A, potasio, magnesio, fósforo y calcio.

Entre las variedades a cultivar, se pueden destacar las dulces, estas se cultivan en invernaderos, y son algunas: el pimiento de California, italiano y lamuyo. El pimiento rojo es una variedad del común.